Tiempo en Capital Federal

29° Max 23° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 55%
Viento: Este 33km/h
  • Viernes 22 de Enero
    Despejado22°   28°
  • Sábado 23 de Enero
    Despejado24°   31°
  • Domingo 24 de Enero
    Despejado25°   33°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Buenos Aires Photo 2014: Luces y sombras

Arte, mercado y publicidad en la décima edición del evento que se realiza en Centro Cultural Recoleta.

Por M S Dansey
Email This Page
tapa ba ph 2014

De todos los eventos del calendario fotográfico porteño, Buenos Aires Photo es sin duda el que mejor articula la relación de la fotografía con el arte contemporáneo. Uno encontrará retratos, paisajes y registros históricos pero mas allá de esto, la fotografía como categoría hoy está eximida de la función de documentar, de registrar la realidad, y queda librada a su destino ya no como herramienta sino como lenguaje. Desde esta óptica el visitante puede encontrar en la feria una vista panorámica de este campo de acción en expansión constante.

1998-On-Off-ResonanciasVale decir, sin embargo, que buena parte de la muestra se encuentra atada a una estética publicitaria. Fotos muy cuidadas técnicamente, con imágenes de alto impacto, pero un poco edulcoradas en lo estético y conceptualmente obvias, si no vacías. En esta línea se destacó el espacio de la cerveza Stella Artois dedicado a la producción de la fotógrafa de moda, Gaby Herbstein; y las galerías Alvaro Ras Fine Arts y Tundra Gallery que despacharon copias a lo loco. Sobre todo esta última, que ofrecía en bateas –como antes se mostraban los afiches– imágenes de fotógrafos no muy conocidos por solo mil pesos.

Otro rasgo recurrente fue la presencia del paisaje como núcleo temático. Entre miles de versiones del típico paisaje brumoso de inspiración romántica, que incluía nombres-marca como Aldo Sessa, se destacaron los de las jóvenes Johana Bock en la Galería Big Sur y Silvana Muscio en Dacil Art Gallery.

En el terreno de los consagrados, la galería Vasari apostó al trabajo de Anatole Saderman, Annemanie Heinrich y Alejandro Kuropatwa; mientras que Del Infinto hizo lo propio con un registro de las acciones que llevó a cabo el artista Alberto Greco en Piedravales, España. Entre estos cuatro nombres se cerraron las operaciones más jugosas de la feria. A este grupo podría sumarse también a Milagros de la Torre, una celebrada fotógrafa peruana residente en Nueva York que hace una arqueología poética sobre la construcción de la femineidad en Latinoamérica y que participó como invitada especial en una muestra que fue uno pequeño lujo que se dio la feria. Santiago-Giovanetti

Un escalón más abajo, con artistas jóvenes y no tanto pero con una carrera hecha, estuvieron las galerías Miau Miau (Facundo Pires, Cecilia Szalkowicz), Dot Fifty One (Jorge Miño) y Rolf Art (Santiago Porter, Adriana Lestido, Marcos López, Ananke Assef).

Holbox Photo Gallery y Casa Florida fueron otras dos galerías que se destacaron con propuestas sólidas dentro de la gama de artistas emergentes. En esta categoría la novedad fue el sector Fuera de foco, curado por el artista Francisco Medail y dedicado de lleno a la experimentación. Siete galerías, cada una con un artista, que trajeron un poco de aire fresco justo cuando el recorrido comenzaba a marearnos. Recuerden estos nombres: Julia Corsaro (galería Mite), Gabriela Schevach (La Ira de Dios), Marcos Mangani (Espacio KAMM).

Alejandro-KuropatwaCapitulo aparte merece la galería Hilario, especializada en los pioneros de la fotografía argentina. Si cualquier coleccionista da lo que no tiene por una foto del portugués Christiano Junior, el italiano Benito Panunzi o el alemán Hans Mann en Hilario la cosa va mucho mas allá: Registros militares de la conquista del desierto, prontuarios policiales de los años 30 o las fotos fijas de Los nibelungos de Fritz Lang son algunas de las rarezas que se pudieron ver en esta galería-anticuario. Janowski

Y de postre: los premios. El Petrobras, dirigido por Rodrigo Alonso, que por segundo año consecutivo utilizó una modalidad por muchos cuestionada. El jurado convocado por Alonso (Daniel Sosa, Fabiana Barreda y Juan Travnik) propuso una veintena de candidatos entre los que se elije el ganador, que esta vez fue Alejandro Almaraz con su obra Panteón, que inmediatamente después de conocerse el resultado comenzó a ser acusado en las redes sociales de copiar un trabajo realmente muy similar de Ernesto Ballesteros. Para mucho esta modalidad de convocatoria cerrada viene a instituir el “amiguismo”, como se llama popularmente a la endogamia de los circuitos legitimadores. Para otros, en cambio, es en todo caso una manera de transparentar lo que sucede en la práctica. “Más allá del resultado final –dice Alonso– se busca con este procedimiento destacar la producción de estos artistas a través de una selección, realizada por especialistas, que de por sí constituye un reconocimiento a su labor”.Espacio-Kamm-M.Mangani-S_T-registro-de-lo-irreal

Como consuelo, entonces, los que quedaron afuera pudieron participar de Foto Libre, un concurso público en el que los participantes, previa acreditación, debían colgar su trabajo en un tendal instalado en el Patio del Aljibe. La modalidad de montaje, un poco “irrespetuosa”, según se quejaron algunos por esto de colgar en sus fotos como quien cuelga calzones, estuvo por momentos amenazada por chaparrones que, asimismo, no impidieron que se elija al ganador Mario Jorge Stecher.

Leandro-Katz

 

 

Gerardo-Repetto

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario