Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 90%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Buenos Aires, liquidaciones, saldos y retazos

En los centros comerciales comenzó la temporada de ofertas.

Por Cristina Civale
Email This Page

Un ejército de maniquíes negros de mujer, sin peluca, vestidos con jeans desgastados y una camiseta blanca atravesada por la palabra «sales» nos recibe en la entrada de los locales más importantes de Zara en la ciudad. En Alto Palermo, Paseo Alcorta y las sucursales de Santa Fe y Cabildo. Largó febrero y largó el mes más fuerte de las rebajas de estación. Otra señal: las casas que más en serio se toman los saldos, cubren por completo sus vidrieras, sin dejar ver lo que ofrecen como oportunidades. Grandes carteles anunciando la barata cubren los vidrios de exhibición. Otra señal de que la carrera por deshacerse del stock de este año ya comenzó y durará hasta comienzos de marzo.

Zara ofrece vestidos de temporada marcados a 179 pesos por 159. Jeans rebajados hasta un 30% (se encuentran en mesas especiales, desordenados y de números grandes o chicos, las medidas más comunes -38-40-, son las que vuelan más rápido). Por 100 pesos nos podemos hacer de remeras con colores que nunca pasan de moda (blanco, crudo y negro) y también, hurgando mucho, de primorosos saquitos y accesorios.

La verdadera ganga en jeans la presenta la casa Wrangler que en todos sus modelos de esta temporada aplica un efectivo 40 por ciento de rebaja tanto en pantalones para ellas como para ellos. La casa Wanama no presenta ni una moneda de rebaja en sus jeans, pero llega hasta un 30 por ciento en vestidos, camisolas y remeras. Ay Not Dead, ropa de autor informal y juvenil, ofrece rebajas apabullantes de efectiva mitad de precio: camperas, jeans, remeras pueden encontrarse en sus percheros marcadas con el precio anterior y el actual, donde el recorte se hace efectivo.

Alicia, una vendedora de la cadena, afirma que ésta es la segunda rebaja. Ya habían empezado a remarcar a finales de enero y si bien no tiene autorización a decirlo nos deja entrever que a lo largo del mes habrá nuevas remarcaciones y más rebajas.

La ganga más jugosa de la temporada se encuentra en los zapatos, las divas caras de este verano. Casas como Sofi Martiré, Lady Stork y Grimoldi ofrecen descuentos que llegan efectivamente al 40 por ciento. Todavía se ven modelos de todos los números y es un rubro donde se puede hacer una buena diferencia. No hay que olvidar que este verano comprar zapatos fue una de las acciones más prohibitivas para el bolsillo. En Cabildo y Olazábal se pueden conseguir sandalias azules, blancas y animal print de Tamara por sólo un billete de 100 pesos argentinos.

Aunque es verano, la casa Las Pepas, líder en camperas de cuero con buenos diseños, ofrece rebajas del 30 por ciento en sus modelos de cuero de vaca exclusivamente. Lo que costaba 1.800, se pude conseguir por 1.400. Hay modelos y colores para elegir y también una gama amplia en vestidos de cóctel. Amalia, una vendedora de la cadena, nos hace un minitour por su local del Alto Palermo donde efectivamente comprobamos que los saldos no son un cuento y otra vez aparecen los zapatos como la gran tentación. Modelos que pueden usarse también en otoño -toda una línea de zapatos cerrados- se ofrece al 20 por ciento de descuento. Uma, otra casa líder en prendas de cuero de diseño, ofrece rebajas en algunos productos. No pasan el 20 por ciento pero tientan los colores de la chaquetas y sus diseños originales por una rebajita que el bolsillo igual agradece.

Ona Saez, una de las firmas que sigue la tradición de cubrir su vidriera, ofrece -salvo en lo que llama productos seleccionados- descuentos de hasta el 30 por ciento en sus modelos de jeans, vestidos, cinturones y foulards. Una gran oportunidad para hacerse de modelos de la temporadas para los fans de una marca que no suele presentar en sus lanzamientos ninguna prenda que cueste menos de 400 pesos. Ahora el milagro de menos de cuatro billetes azules está ocurriendo.

La ropa interior también está bendecida por descuentos importantes. La casa Caro Cuore ofrece hasta un 50 por ciento en corpiños, batas, ropa de dormir y mallas. Otra buena ganga para hacerse de un equipo nuevo aún usable en este verano y en el que viene. Carouomo también despliega rebajas en su línea de boxers. Dulce Carola, con un poco menos de descuento -sus ofertas recortan hasta un 30 por ciento- también se suma a la ropa interior, de dormir y a las mallas.
Fuera del rubro indumentaria, la cadena Arredo ofrece rebajas que pasan el 50 por ciento en cubrecamas, sábanas y juegos de toallas de alta calidad.

Pero si queremos meternos en el reino de los saldos, no podemos dejar de visitar la calle Loyola a la altura de Malabia. La ex tranquila calle de Villa Crespo se convirtió este año -junto a Aguirre y a la ya lengendaria Córdoba- en la reina de los outlets y en temporada todavía rebajan más. Quienes no tienen problema en buscar modelos discontinuados o de temporadas anteriores, pueden darse una vuelta por esta calle ahora completamente reciclada y tentadora. Ya no hay más zaguanes ni PH ni casas bajas y sosas, ahora todos son relucientes tiendas donde el saldo es un estado de vida permanente.

Más al oeste, en las cuadras del centro comercial a cielo abierto de Flores, en Rivadavia al 6500, las ofertas se multiplican. En Cuesta Blanca de avenida Rivadavia y Granaderos es posible conseguir un glamoroso saquito de hilo con o sin mangas y con capucha a 49 nacionales.

En la zona también están Ver, para estilos más formales, o Complot, con ropa más cool, porta netbooks y unos cancherísimos bolsos de oferta. En Rimmel, más apropiado para jovencitas, hay mallas coloridas por apenas 50 pesos. Portsaid tiene camisas, pantalones de vestir y camperas de verano para dejar felices a todas las señoras jóvenes y coquetas del barrio.

Buenos Aires liquida y si queda algo de plata luego de los pagos y compras básicas, este mes es el adecuado para arrojarse con algo más de atrevimiento y desatar, por un rato, la loca furia del consumo. Si es responsable mejor.

La vida sustentable empieza por no llenarnos el armario de ropa que no necesitamos. Pero el primer acto de sustentabilidad empieza por donde ponemos el ojo y el dinero a la hora de comprar más allá de las divinas tentaciones.

 

DZ/sc

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario