Tiempo en Capital Federal

18° Max 14° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 72%
Viento: Este 24km/h
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias15°   19°
  • Sábado 26 de Septiembre
    Cubierto con lluvias16°   18°
  • Domingo 27 de Septiembre
    Cubierto13°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Buenos Aires en verano: qué hacer en las vacaciones

Piletas, picnics, cine al aire libre y más opciones gratis o por poca plata para aprovechar el tiempo libre en Buenos Aires durante enero, cuando queda semivacía.

Por Daniela Pasik
Email This Page
parque_ciudad
playa_ciudad
pileta
Anterior Siguiente

Una ciudad casi sin autos, con nada de tráfico. Una ciudad despojada de gente, sin colas ni multitudes. Todos esos lugares que durante el año rebalsan, de pronto están disponibles. No es un sueño, es Buenos Aires en enero, o sea, en el mejor momento para disfrutar de la experiencia urbana.

Los que se quedan tienen privilegios. Es un secreto a voces que, mil disculpas, no debería ser difundido. No hace falta compartir con más gente la alegría de ir de una punta a la otra de la capital en tiempo récord. Nadie quiere que sean cada vez más lo que viajan en subte y colectivo sentados, casi sin horas pico, olvidando durante todo un mes lo que era la muchedumbre.

Si alguien que planea salir de la ciudad en enero está leyendo estas líneas, por favor, siga con sus planes. Recuerde el calor, el asfalto pegándose a las suelas de sus zapatos, el bochorno del sol aplastándolo todo y enfóquese en su destino de mar o río. Ponga su mente en las sierras y váyase, salga hacia su aventura después de las Fiestas sin dudarlo. También, por supuesto, deje ya mismo de leer esta nota.

Lo escrito acá es para los que se quedan. Hace calor, es cierto, y el asfalto quema, es verdad. Sin embargo, este año hay un bonus ya que el arranque de 2016 va a ser menos infernal que otros años, al menos meteorológicamente hablando. “El clima fresco y lluvioso va a seguir hasta abril”, le aseguró a Diario Z la licenciada en Ciencias de la Atmósfera Marisol Osman, que explicó que la baja temperatura extendida desde septiembre es causada por el fenómeno de El Niño.

No se lo digan a nadie, que el resto se vaya rápido rumbo a sus vacaciones. Así, con viento a favor y mucho espacio, los porteños y visitantes que transiten Buenos Aires en enero podrán ir a pasear por todos lados.
La expansión del paseante, el placer de ser turista en la propia casa, el estrés afuera aunque se siga trabajando. Al menos eso, un pequeño premio consuelo que en realidad es el privilegio del grupo que juega en cada rincón de la ciudad vacía.

Más vale viejo conocido
Buenos Aires ofrece un sinfín de opciones que, tal vez en el fragor del año, son difíciles de realizar. Nada mejor que la ausencia de gente para disfrutar, por ejemplo, de la Costanera Sur. Fue el paseo más popular durante la primera mitad del siglo XX, cuando aún era posible bañarse en el Río de la Plata. Ya no hay balneario, pero existen otras atracciones. Por ejemplo, la Reserva Ecológica, uno de los mejores lugares para caminar, explorar y conocer flora y fauna local.

Choripán en mano y bañados en matamosquitos, por la vera del río se puede llegar hasta Puerto Madero, el barrio más joven de la ciudad. Si hay algo de dinero para invertir, sin duda hay que hacer uso del polo gastronómico. Igual, para mantener la gratuidad de la experiencia, un lindo recorrido incluye el Puente de la Mujer, la primera obra en América Latina del reconocido arquitecto valenciano Santiago Calatrava.

Otro lugar muy aprovechable en enero es San Telmo, corazón histórico de la ciudad que cuenta con la feria de antigüedades, el Paseo de la Historieta y el mercado, entre muchas otras atracciones que suelen estar repletas durante el año. Para seguir en la ruta de los clásicos, La Boca, con Caminito y sus cantinas bien porteñas, es una vuelta obligada.

¿Qué puede tener de nuevo avenida Corrientes? Inusualmente vacía y con el Obelisco de fondo puede ser una gran forma de empezar una jornada. Y para quien quiera sobreactuar la experiencia de ser extranjero en la propia casa, está el Bus Turístico, que en tres horas muestra las distintas facetas de la ciudad. Con o sin niños, en pareja, solos o en grupo, hay mil y una formas de disfrutar Buenos Aires cuando todos se van a veranear. El secreto del éxito es tener ganas, y salir a buscar la aventura. Felices vacaciones.

DZ/ah

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario