Tiempo en Capital Federal

13° Max 6° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 57%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Sábado 31 de Julio
    Cubierto  13°
  • Domingo 1 de Agosto
    Despejado  13°
  • Lunes 2 de Agosto
    Despejado  13°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Buenos Aires, ciudad cervecera

En el umbral o en el restó, la cerveza gana mercados día tras día. Otro símbolo de la porteñidad.

Por daniel-castelo
Email This Page
cerveza

Desde hace años es la única bebi­da alcohólica que parece poder disputarle al fernet el cetro de la más consumida a nivel nacional y que, dentro de la ciudad de Buenos Aires, es la verdadera Reina del Plata. Ese rubio objeto de deseo, su majestad, la cerveza.

Según los especialistas, esta bebida, naci­da hace miles de años (3.500 a. C. según los historiadores) en tierras hoy pertenecientes a Irán, es un brebaje que adquiere día tras día mayor cantidad de degustadores, o que, en resumen, ha logrado que cada vez más gen­te la beba con conocimiento de causa. Y más allá de que localidades como Villa General Bel­grano en Córdoba o las ciudades de Santa Fe y Rosario surjan velozmente como sitios de re­ferencia, la Capital Federal parece ser, hoy en día, el lugar en el que los someliers y los fans han ganado territorio para hacer de esta bebi­da espumosa la favorita, a la vez que un reno­vado símbolo de la porteñidad.

Cada día son más los bares y restauran­tes que ofrecen distintas variedades y no se limitan a «la rubia de tres cuartos». Una marcas como Stella Artois (de origen belga pero fabricada por Quilmes en el país), por ejemplo, ha ganado mercado hasta el pun­to en que las pizzerías más reconocidas de la Ciudad la tienen como favorita y prime­ra opción del menú. También como la más cara, eso sí; una botella de litro de esta mar­ca cotiza entre 20 y 29 pesos en cualquier local gastronómico, al tiempo que se consi­gue en supermercados a unos 6 pesos pro­medio (frente a los $ 4,50 de la Quilmes).

Dentro del rango de precios observa­ble en locales de venta minorista, a la Stella la acompaña en calidad y valor la holande­sa Heineken, también con fieles seguido­res (fabricada en la Argentina por la local Cicsa), aunque en este caso y para consu­mirla en comercios a la calle, se debe acu­dir a los ubicados en barrios turísticos como San Telmo o Palermo, donde, claro, se de­berá oblar poco menos de diez dólares si la idea es compartir «una de litro».

Etiquetas más exclu­sivas, como la irlandesa y negrísima Guinness, en tanto, se consiguen sólo en lugares especia­lizados. Y ni hablar de marcas que sólo llegan a través de impor­tación específica, o de aquellas elaboradas artesanalmente. Para probar nombres como Guillón, Kunstman, la santafesina Macke­prang, Neffer o la casi de culto Indian Pale Ale hay que recorrer más.

La ciudad de Buenos Aires, como nue­va cuna de degustación de cerveza se ha transformado en una pequeña capital na­cional en la que los especialistas encuentran lo mejor de cada región. Marcas como An­tares (a no perderse su variedad de stout), nacida en Mar del Plata y que hoy se con­sigue en locales especializados e hipermer­cados, ha instalado incluso un local en Pa­lermo Soho, donde se ofrecen las distintas versiones a precios variopintos.

¿Pero hay un gusto que se esté refinan­do? ¿Existe un consumidor avezado que se está haciendo masivo?

El mexicano Enrique Rubio, llegado des­de el norte del continente para atender el mencionado comercio palermitano, sostie­ne que sí, que «de a poco el porteño está aprendiendo» a degustar cerveza. Sin em­bargo, también destaca que la menos ela­borada y la que menos paladar requiere, la rubia, sigue siendo la más pedida. Otras op­ciones, como la stout, o la negra, van ga­nando mercado con el tiempo, principal­mente por el impulso que una marca masiva como Quilmes le da a fuerza de publicidad gráfica, televisiva y radial. En este caso, po­dría decirse, el efecto dominó beneficia al mercado y, con el tiempo, al consumidor y a quien busca especializarse.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario