Tiempo en Capital Federal

15° Max 11° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 43%
Viento: Nordeste 25km/h
  • Lunes 23 de Septiembre
    Cubierto11°   17°
  • Martes 24 de Septiembre
    Despejado13°   19°
  • Miércoles 25 de Septiembre
    Despejado14°   22°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Boca, el campeón posible

Boca Juniors se coronó ayer campeón de torneo de Primera División del fútbol argentino después de cuatro años, al vencer a Tigre por 1 a 0 en La Bombonera, por la 29na. y penúltima fecha.

Por Alejandro Fabbri
Email This Page
bocafestejos

Para salir campeón se supone que hay que estar afirmado en varias patas que fortifiquen el andar de un equipo. Boca Juniors fue uno de los grandes protagonistas y al final se quedó con el título, con más ventaja de la imaginada. A esta altura y con el torneo en el bolsillo, lo primero que se puede argumentar es que la incorporación de Carlos Tevez a partir de la fecha 16 fue decisiva.

Tévez lideró al grupo, mostró su evolución como jugador, como un experimentado en mil batallas, frenó arranques individualistas, declaró lo justo y necesario y se dio el lujo de llamar a la reflexión a varios de sus compañeros. Por si fuera poco, tuvo rendimientos de alto nivel en varios partidos, absorbió los golpes y salvo aquella reacción ante el chico Ham en La Paternal que debió haberlo tenido suspendido por un par de fechas, fue el hombre del equipo. Se bancó un par de derrotas (Unión y Boca) sin reclamar nada y por el contrario, hizo hincapié en errores propios y arengó que para que no volviera a pasar. Le salió bien.

Justo es reconocer que la dirigencia de Boca hizo todo lo posible para repatriarlo y contó con su apoyo incondicional. Tevez merecerá quedar en la historia grande, no solamente por su capacidad como delantero, sino porque resignó muchísimo dinero y una buena parte de tranquilidad, para regresar entero físicamente al club de sus amores y sacarlo de un ciclo negativo que amenazaba extenderse en el tiempo. Tevez hizo mejor jugador a Calleri, a Palacios, a Lodeiro, a Pablo Pérez, a Meli y a casi todos. Con su ejemplo, con su conocimiento del juego, los hizo crecer a casi todos.

Está claro que no será un campeón que quede en la historia por su juego ni por algo especial: Tevez sí, en cambio, será motivo de elogio cuando haya que acordarse de este equipo. Lo demás entra en el terreno de las opiniones personales, que en el fútbol abundan demasiado.

Para su beneficio, Boca contó con un rival al que no enfrentó y varias veces dio la sensación de ser el equipo más sólido del campeonato: Rosario Central. También superó el golpe que le asestó San Lorenzo en la Bombonera, cuando le ganó un partido insólito. Se topó con un River anestesiado en sus éxitos y le arrebató tres puntos fundamentales en el Monumental. Así como el cambio de Tevez por Osvaldo (aunque no sea estrictamente la misma posición en el campo) lo benefició, también la lesión de Gago originó que el Vasco Arruabarrena armara un mediocampo más combativo y veloz.

Si bien la modificación entre Torsiglieri y Tobio no cambio casi nada en la defensa, los problemas llegaron habitualmente por los costados. Ni Peruzzi ni Monzón ni Colazo dejaron la sensación de ser fundamentales. Tuvieron desempeños irregulares y allí pareciera estar lo más flojo del equipo, tomando en cuenta que tampoco hay un mediocampista zurdo de buen recorrido en el plantel, salvo, con intermitencias, el propio Colazo.

Con River pensando en Japón, Independiente reaccionando tarde, Racing irregular y sin la solidez del anterior torneo, quedaban Central y San Lorenzo para luchar el campeonato. El cuadro de Coudet hizo lo suyo, pero llegó a la final de la Copa Argentina y el DT priorizó ese choque, total la clasificación a la Libertadores ya es una realidad. El Ciclón fue de mayor a menor, dejó demasiados puntos en el camino y el envión final lo reubicó en el segundo lugar. Buscará nuevo técnico, como Racing, que pueda hacer una renovación sin generar angustia en la gente y sin exprimir el bolsillo más de la cuenta.

Se sabe que el objetivo boquense es la Copa Libertadores, teniendo en cuenta que su archirrival se ha perfilado internacionalmente de nuevo. Habrá retoques en el plantel, pero nadie imagina un cambio brusco de futbolistas, sobre todo porque no es el momento y los libros de pases en Europa no permiten muchas modificaciones. Boca buscará la proyección continental nuevamente, afirmado en un liderazgo como el de Carlos Tevez, que todo lo que no puede hacer en la Selección, lo hace y disfruta con la camiseta azul y oro. La Libertadores está a la vuelta de la esquina. A noventa días de distancia, que no es nada. Se supone que el Vasco Arruabarrena renovará su vínculo y todos felices. Será otra etapa, porque el objetivo principal de la temporada ya se concretó. Ahora sí se cerró el amargo capítulo que abrieron aquellos inconcientes que tiraron el gas pimienta o lo que fuera. Ahora sí, el campeonato es de Boca y lo demás no lo interesa a nadie.

DZ/sc

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario

Columnistas
Diario Z
Enrique Alejandro Fabbri (Caballito, Argentina, 1956) es un periodista deportivo especializado en fútbol, de larga trayectoria en los medios especialmente en la TV. Es uno de los periodistas con...