Tiempo en Capital Federal

29° Max 21° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 67%
Viento: Noroeste 22km/h
  • Martes 19 de Noviembre
    Nubes dispersas22°   26°
  • Miércoles 20 de Noviembre
    Cubierto23°   30°
  • Jueves 21 de Noviembre
    Cubierto con lluvias21°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Bobby Flores: «La noche del rock argentino»

El periodista cree que Buenos Aires «no está muy rock friendly» porque después Cromañón las bandas se quedaron sin circuitos para tocar.

Email This Page
bobby_flores

Es genial en un punto tener un espacio para el rock en la ciudad del rock latinoamericano, pensé y pienso aún, pero al mismo tiempo Buenos Aires es una ciudad que no está muy rock friendly. Sobre todo después de Cromañón que fue donde los chicos se quedaron sin circuito. Los localeros no querían correr riesgos que después del espanto, ya concientizados, todos asumimos. Se acabaron los shows de rock en pubs y en lugares pequeños, y como no cualquiera llena un Roxy o un Niceto, los grupos incipientes encuentran un negro cuando quieren tocar en espectáculos acorde con los tiempos que corren.

Quiero decir, lo que verdaderamente hizo crecer al rock en Baires era la enorme cantidad de buenísimos shows que cualquiera podía disfrutar en muchísimos lugares. Hoy sabemos que la inmensa mayoría de esos tugurios estaba fuera de toda regla, pero la fortuna nos acompañó durante muchos años y jamás paso nada, hasta Cromañón. Y ahí todo cambio, como un oscuro presagio, como una maldición gitana, la infame noche de Cromañón fue el comienzo ¿o el final? de la noche del rock argentino.

Los que trabajamos en shows de rock siempre supimos que la gran carencia en nuestra ciudad es la de un estadio para diez mil personas en la capital. Básicamente porque hay ante esta carencia innumerable cantidad de shows musicales que se nos escapan, porque son artistas de elites o de tribus determinadas, incapaces de llenar un estadio de fútbol, donde hablamos de veinte a sesenta mil personas, y que para un Luna Park o un Gran Rex son demasiado. Hablo de tipos como Tom Waits o Paul Weller que meten más de seis mil pero difícilmente superarían los quince mil espectadores.

Es decir, por más que yo haga en mi casa un estadio de fútbol con todas las comodidades, con un montón de entradas, con buenos baños y estacionamiento y restorán, si no tengo un buen equipo o unos buenos partidos para mostrar, no va a ir nadie. O en el mejor de los casos el público acudirá un par de veces y ya.
La mejor forma de que esta ciudad vuelva a respirar rock del mejor es facilitándoles las cosas a aquellos que son parte del show, después vemos donde los metemos.
Sólo esto, acá falta el estadio para diez o doce mil personas, quisieron hacerlo en La Rural, en Vicente López frente al río, en la Costanera Sur y en el Centro Municipal de Exposiciones pero no prosperó ninguno de los proyectos, lo que es para otra discusión.

Empecemos por ahí, y después vemos si la ciudad se hace otra vez rock friendly.

Por Bobby Flores

DZ/ah

Fuente Especial para Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario