Tiempo en Capital Federal

17° Max 12° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 58%
Viento: Sur 25km/h
  • Viernes 30 de Octubre
    Muy nuboso11°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Biología sintética: artífices de moléculas laboriosas

Científicos porteños crean nuevos organismos vivos que sirven, por ejemplo, para descontaminar mares

Por carla-serafini
Email This Page

Nuevas disciplinas científicas poco difundidas en la Argentina empiezan a dar sus primeros pasos en el país y a despertar el interés de los investigadores locales. Es el caso de la biología sintética, una ciencia basada en la manipulación de las moléculas biológicas destinada a diseñar organismos análogos a los existentes en la naturaleza pero con nuevas funciones.

Por primera vez, un equipo de estudiantes de la Ciudad podría tener la posibilidad de participar durante 2012 de un certamen que, llevado a cabo por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), tiene como objetivo final la construcción de nuevos sistemas biológicos.

Con relación a los alcances de esta disciplina, el doctor Ignacio Sánchez, codirector del Laboratorio de Fisiología de Proteínas de la UBA, explicó a Diario Z que una de las aplicaciones de esta ciencia es la «biorremediación», una estrategia que implica el uso de agentes biológicos para restaurar ambientes contaminados.

Así, ante un derrame de petróleo, la biología sintética permite la creación de bacterias que «comen» el hidrocarburo limpiándolo de sus agentes contaminantes.

«La biología sintética puede aplicarse a muchos emprendimientos biotecnológicos. A mediano plazo, también se esperan beneficios en la producción de energía y la producción agrícola y ganadera», indicó Sánchez.

Si bien la biología sintética es un campo joven, el año pasado alcanzó un hito que fue la construcción, por parte del biólogo norteamericano Craig Venter y su equipo, de una copia artificial del genoma (ADN) de una célula bacteriana.

El ADN artificial se introdujo en una célula de otra especie previamente vaciada que, para sorpresa de los científicos, adoptó las características del genoma sintético y siguió reproduciéndose de acuerdo con su nuevo ADN, lo que la convirtió en una nueva variante.

«Además del desarrollo técnico de este avance, este hito nos hace pensar qué es la vida o soñar con inventar seres vivos completamente nuevos», dijo el doctor Alejandro Nadra, jefe de Trabajos Prácticos del Departamento de Química Biológica de la UBA.

Respecto del desarrollo de la biología sintética en la Argentina, Sánchez afirmó que «aunque todavía no existen investigadores especializados en el país, ni trabajos publicados que se dediquen de lleno al tema, el interés de la comunidad por esta disciplina es muy alto».

Esto se refleja más que nada en la Ciudad, ya que, en palabras de Sánchez, «la mayoría de los eventos relacionados con la biología sintética en la Argentina tienen lugar en suelo porteño».

Un ejemplo es la amplia recepción que tuvo el Curso de Introducción a la Biología Sintética que ambos investigadores del Conicet organizaron, a fines del mes de abril, en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

Además, los investigadores planean formar un equipo de estudiantes -en su mayoría procedentes de la Ciudad de Buenos Aires-, para participar en la próxima competencia anual iGEM -algo así como las olimpíadas de la biología sintética-, y que serían los primeros en representar al país en el certamen.

Por otro lado, la Organización Europea de Biología Molecular les acaba de conceder a Sánchez y Nadra la financiación para traer al país siete exponentes mundiales de la biología sintética, que dictarán otro curso en marzo de 2012.

Consultados acerca de si la nueva ciencia cuenta con patentes o apunta a modelos de acceso libre, los expertos destacaron que, en contraste con otras áreas, hay un fuerte impulso del intercambio irrestricto de ideas y componentes biológicos. «Por supuesto, las patentes son importantes para la rentabilidad de las empresas biotecnológicas y nadie ignora que van a jugar un papel.

La propuesta es que compartir información en ciertas etapas acelera mucho los desarrollos y nos beneficia a todos», concluyó Sánchez.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario