Tiempo en Capital Federal

20° Max 14° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 62%
Viento: Sur 21km/h
  • Miércoles 30 de Septiembre
    Despejado15°   21°
  • Jueves 1 de Octubre
    Cubierto15°   18°
  • Viernes 2 de Octubre
    Nubes dispersas  14°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Cien mil jóvenes en la Bienal de Arte

Los espectáculos de música, teatro, visuales y audiovisuales de Bienal de Arte Joven tuvieron una masiva respuesta del público. Los ganadores.

Por Paula Sabates
Email This Page
Bienal

El Festival de la cuarta edición de la Bienal Arte Joven por el que pasaron cien mil personas dejó seis días de intensa actividad en las doce sedes que ocupó, y también una certeza: que el factor común en la producción de la generación que va entre los 18 y los 32 años no es un rasgo estético ni temático, sino la diversidad misma. Eso se comprobó en las cuatro disciplinas participantes (visuales, audiovisuales, música y escénicas), y tanto en las obras ya estrenadas (pero que en el marco del festival sumaron nuevas funciones) como en las nuevas producciones, que fueron financiadas y producidas por la Bienal. La respuesta del público fue contundente: se estima que más de cien mil personas pasaron por el festival.

Ya desde el primer día quedaron sentadas las bases de lo que sería el espíritu del festejo. La primera Bienal de la Ciudad fue en 1989, años después de la vuelta de la democracia. Aquella primera edición dejó una huella perdurable. La segunda edición se realizó en 1991 y tras eso la Bienal dejó de hacerse. La siguiente edición recién fue en 2013. Los funcionarios de la Dirección General de Políticas de Juventud prometieron a “construir una base sólida para permanecer en el tiempo y a la vez, llegar a todos lados”, según palabras de la directora de la Bienal, Luciana Blasco.

Como en aquellas ediciones pasadas, las obras inéditas producidas por la Bienal fueron el plato fuerte del festival. En lo referido a artes escénicas se estrenaron obras de danza y teatro, a cargo de los artistas Josefina Gorostiza, Jimena Pérez Salerno, Laura Figueiras, Miguel Israilevich, Sutottos (con Andrés Caminos y Gadiel Sztrik), Emiliano Dionisi, Martín Rodríguez, Gastón Santos, Juan Mako y Nicolás Goldschmidt. Por otro lado, se presentaron tres series webs: las ficciones Trends, de Graciela Montoya, y La niña elefante, de Juan Cruz Márquez de la Serna y Gabriel Bosisio, y el documental De boca en boca, de José Antonio Campos Argoti. Por otra parte, en el espacio cheLa de Parque Patricios se inauguraron muestras de los artistas visuales Joaquín Aras, Estefanía Landesmann, Juan Gugger, Rodolfo Marqués, Fernando Sucari y Gabriel Chaile.

Además de las producciones, otras actividades colmaron las sedes de la Bienal (algunos espacios del gobierno porteño y salas teatrales de Abasto y Boedo). Hubo algunas perlitas, como la intervención del reconocido fotógrafo Marcos López, que durante la última jornada hizo el mismo trabajo que en la primera Bienal de 1989: sacarle retratos a los visitantes. O la reposición de la obra Todos Contentos, del mítico grupo de danza-teatro El Descueve, que luego de mucho trabajo en el off porteño y hasta el under de Broadway, está cumpliendo veinticinco años de actividad. También los recitales de bandas como Juana Molina, El Kuelgue, Sig Ragga, Jeites, Octafonic y Emanero, que cada jornada cerraron la fiesta a pura música.

Pero aunque el festival terminó, los más de 700 jóvenes artistas que participaron del mismo seguirán mostrando sus producciones: en el caso de las artes escénicas, se inauguró el pasado lunes 14 una temporada de tres meses para que las obras de danza y teatro puedan hacer un recorrido por la cartelera porteña. En lo refiero a las producciones audiovisuales, el material quedará de consulta permanente en la web. Por último, hasta el 26 de este mes se extenderá la muestra de artes plásticas.

El caso de la música fue especial: durante el festival, treinta bandas y solistas preseleccionados brindaron shows en el Ciudad Cultural Konex, que ofició de sede central, y compitieron para quedar entre los cuatro seleccionados para grabar un disco en 2016. El veredicto se conoció recién el domingo, último día del festival. Los ganadores resultaron Levare, Tototomas, Paula Neder y Fran Saglietti.

Entre los jóvenes el comentario fue unánime: que sin lo que les brinda la Bienal (la ayuda económica, la difusión, y las condiciones para presentarse frente al público), el desarrollo de sus trabajos no hubiera sido el mismo. “La Bienal es un empujón impresionante que te permite no sólo estrenar sino pensar en la profesionalización. El arte joven responde más a una edad que a una clasificación estética, pero el Festival está bueno para conocer gente que está en el camino, y que eso sea una retroalimentación con el trabajo de uno”, contó Josefina Gorostiza, bailarina e intérprete a Diario Z. “Toda la experiencia está buena, desde el trabajo con los tutores asignados, que nos acompañaron mucho en el proceso de la obra, hasta el ritual mismo de estrenar”, finalizó, dando cuenta del alcance de esta promoción de arte joven.

Bienal 3

Juana Molina fue una de las artistas invitadas.

Ciudad Cultural Konex fue la sede central de la Bienal.

Ciudad Cultural Konex fue la sede central de la Bienal.

Gabadores y equipo de la Bienal de Arte Joven 2015

Gabadores y equipo de la Bienal de Arte Joven 2015

Foto prensa Paraje Das Unheimlich

Paraje Dan Unhelmich, entre las ganadoras de Artes Escénicas.

Inestable

Inestable, de los Sutottos, contó con la curaduría de la dramaturga Andrea Garrote.

 

DZ/nr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario