Tiempo en Capital Federal

17° Max 11° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Sábado 15 de Mayo
    Cubierto12°   16°
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   18°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Batalla Capital: y el PRO los amontona

Mientras la alianza con Duhalde espera, el PRO cierra filas con referentes anti-K de todo el país.

Por helena-segat
Email This Page

Alejado del día a día de la gestión, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, se ocupa por estas horas de tejer una intrincada red de apoyo que sostenga su candidatura presidencial en las elecciones de octubre.

Ocurre que el armado es tan heterogéneo que incluye a un capo cómico, a una policía aeroportuaria devenida en vedette, a un sojero acusado de someter a sus empleados a trabajo esclavo y a varios dirigentes sin chances electorales.

Por otra parte, el PRO, que llegó a la escena nacional levantando las banderas de la nueva política, ya cerró alianzas con el duhaldismo en varios distritos.

Sin embargo, la alianza entre Macri y Eduardo Duhalde no saldrá a la luz por ahora. Para Macri la postergación de la foto es una clara estrategia de negociación. Duhalde, en cambio, quiere ganar la interna del Peronismo Federal y negociar después. A cada rato repite que poco es lo que el PRO tiene para ofrecer en materia de dirigentes con arrastre electoral.

Durante la campaña, como el partido no tiene estructura para organizar grandes actos, llevará al candidato a donde está la gente: los programas de televisión más vistos, las calles de las ciudades y los festivales populares.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde germinó el PRO, varios son los escenarios electorales que podrían darse. La interna entre la diputada Gabriela Michetti y el jefe de Gabinete Horacio Rodríguez Larreta, que Macri dijo que se resolverá «por consenso», parece aún no decantar.

Si bien las encuestas le sonríen a Michetti, aún no está definido el candidato. Cerca del líder del PRO estiman que es para no desgastar las candidaturas y dicen -con razón- que el kirchnerismo está jugando la misma carta en la Ciudad. Tampoco se animan a descartar un escenario en el que finalmente Macri se baje de la presidencial y se disponga a disputar la reelección en la Ciudad. Esto sólo sucederá, aseguran los macristas, si las encuestas auguran una victoria en primera vuelta del kirchnerismo.

La estrategia del PRO, a lo largo y a lo ancho del país, es establecer alianzas con el peronismo antikirchnerista y con los históricos partidos provinciales para fortalecer la débil estructura que tienen en el interior, con la que no podrían ni fiscalizar las elecciones. Ya se cerraron acuerdos distritales en Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, Mendoza, Salta y la provincia de Buenos Aires gracias a las conversaciones entre el jefe de campaña del PRO, Humberto Schiavoni, y el jefe de campaña de Duhalde, Carlos Brown. Un sector del peronismo disidente se opone a las alianzas que se tejieron en los últimos meses: Mario Das Neves y Alberto Rodríguez Saá son los menos proclives a acordar, pero a Duhalde lo respaldan Juan Carlos Romero, Miguel Ángel Toma y Ramón Puerta. «Yo no veo ninguna fórmula con nadie que no pertenezca al PRO», aseveró el alcalde capitalino hace algunos días mientras sus operadores ultimaban los detalles de las alianzas en varias provincias. Duhalde, en cambio, prefirió contestarle con un elogio: «Del centro derecha me parece que es lo más novedoso».

Santa Fe fue el primer distrito en el que se ensayó el armado conjunto: el comediante Miguel del Sel irá acompañado por Norberto Nicotra, hombre de Duhalde, quien encabezará la lista de diputados provinciales.

También allí el PRO jugará otra de sus cartas electorales. María del Luján Telpuk, la agente de la Policía Aeroportuaria que se hizo conocida durante el caso de la valija de Antonini Wilson, aceptó el desafío de ser candidata a intendenta de Hughes, su pueblo natal.

El candidato visitó Entre Ríos el fin de semana pasado y durante el carnaval de Gualeguaychú se sacó fotos con el ruralista Alfredo De Angeli y con la reina de la comparsa Mari Mari. Después inauguró un local partidario acompañado por el presidente de PRO en Entre Ríos, Armando «Mandy» Saliva, el candidato a la gobernación del PRO.

En Córdoba se trabaja para que peronistas y macristas se encolumnen detrás de la candidatura del ex defensor del Pueblo de la Nación Eduardo Mondino, quien hace dos años fue candidato a senador del Peronismo Federal en su provincia y quedó a unos votos de conseguir una banca, detrás de la UCR y del Frente Cívico, de Luis Juez. En Villa Allende, el golfista Eduardo «Gato» Romero, amigo de Macri desde hace 25 años, podría postularse como intendente.

En Mendoza el PRO teje una alianza (llamada Mendoza Futuro) con el Peronismo Federal y un sector del Partido Demócrata de Mendoza, que conduce Omar de Marchi. El desempeño del PRO en la provincia cuyana fue pobre en las últimas elecciones. El piloto de rally Orlando «Orly» Terranova en 2009 se postuló para concejal de la capital, salió cuarto y quedó afuera por 200 votos.

Ahora, a pesar de la baja performance no descarta volver a competir.

A mediados de febrero, Salta recibió la visita de Macri y Juliana Awada, su esposa, que viajaron para apoyar la candidatura del diputado Alfredo Olmedo, quien disputará la gobernación en abril. Allí la alianza del PRO es con un sector del peronismo que responde al senador Juan Carlos Romero y con el Partido Renovador del ex senador Ricardo Gómez Diez. Olmedo es uno de los empresarios sojeros más importantes del país y hace dos semanas fue acusado por la AFIP por promover el trabajo esclavo en una finca de aceitunas de La Rioja.

En la provincia de Buenos Aires, la relación entre Graciela Caamaño y Jorge Macri -primo del jefe de Gobierno- es cada vez más estrecha. Pero en el territorio bonaerense está Francisco de Narváez, un ex socio que esta vez no está dispuesto a negociar en términos tan generosos. Luego de meses de distancia, se encontraron hace pocos días para avanzar en la posibilidad de que el diputado se postule a gobernador y apoye la lista presidencial de Macri, pero no será fácil lograr que el clima entre los dirigentes vuelva a ser como en las elecciones de 2009.

Con el argumento de que «más gente tiene que animarse a participar en política», pero tejiendo alianzas con los que hace décadas están en el tema -algunos incluso muy cuestionados por sus gestiones-, el PRO pretende demostrar en octubre que la candidatura de Macri no es sólo un capricho personal.

DZ/sc

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario