Tiempo en Capital Federal

14° Max 9° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 59%
Viento: Suroeste 21km/h
  • Martes 27 de Julio
    Parcialmente nuboso  10°
  • Miércoles 28 de Julio
    Nubes dispersas  11°
  • Jueves 29 de Julio
    Despejado  12°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Basura: la magia de los contenedores

Pese a las promesas, poco se avanzó en la separación y el reciclado de residuos.

Por Martha Bilbao
Email This Page

El cuento de la buena pipa. Así suena la nueva promesa del gobierno porteño de separación en origen de los residuos sólidos urbanos. Con repartir contenedores en cada metro cuadrado de la ciudad no alcanza. La cultura de la separación y del reciclado comienza puertas adentro y el resultado se ve, luego, en las calles.

El nuevo anuncio (al parecer habrá uno por cada zona hacia donde se extiende el sistema) es al menos el décimo desde 2001 en ese sentido. Esta semana comenzaron a colocarse los primeros 1.400 contenedores diferenciados -1.088 para residuos no reciclables y el resto, para reciclables- que, en tres meses, permitirán a los vecinos de la Comuna 8 (Soldati, Lugano y Villa Riachuelo) sacar la basura en bolsas separadas.

Desde principios de año, sólo los vecinos de la zona comprendida entre las avenidas Entre Ríos, Rivadavia, Lima y Belgrano, en el barrio de Monserrat, separan la basura. Según datos oficiales, entre enero y febrero se logró recuperar 324 mil kilos de residuos. Pero muchos vecinos se quejan. No sólo porque no se separa como corresponde sino porque hay menos basura en las calles pero los olores en la zona son nauseabundos.

El ministro de Ambiente y Espacio Público porteño, Diego Santilli, aseguró que el año próximo habrá separación de la basura. Pero no explicó cómo se hará, cómo se controlará, qué pasará con la licitación de zonas para las cooperativas de cartoneros. Tampoco informó los resultados de la experiencia piloto de separación en el microcentro que lanzó hace dos años.

Mientras tanto, el gobierno reconoce que sólo aumenta la cantidad de basura que se entierra: 6.300 kilos por habitante. Y culpa a los restos de construcción por el desborde, pero ¿y la planta de recuperación de áridos que lanzó el ex ministro -hoy director de Sbase- Juan Pablo Piccardo, que iba a dar cumplimiento con la Ley de Basura Cero?

La solución mágica parece ser ahora una planta de tratamiento en el predio de Norte III. Según la ley, para este año la ciudad debía disminuir el 30% de los residuos que entierra y, a partir de 2017, no enviar más basura reciclable a los rellenos. Sucede todo lo contrario. Las toneladas recibidas por la Ceamse aumentaron 38% entre 2007 y 2011, y los rellenos sanitarios de la provincia de Buenos Aires están al borde del colapso. Incluso hay fuentes que aseguran que un proyecto nacional impediría recibir basura de otras jurisdicciones, con lo cual la ciudad quedaría sin espacios para sus desechos. La respuesta oficial: contenedores más grandes. La toma de conciencia y las políticas a largo plazo, bien gracias.

DZ/km

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario