Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Este 14km/h
  • Domingo 2 de Octubre
    Cubierto14°   23°
  • Lunes 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   18°
  • Martes 4 de Octubre
    Nubes dispersas12°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/10/2022 11:26:17
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Barrio x barrio: San Cristobal y la belleza de la tradición islámica

Por su valor histórico y arquitectónico, la mezquita Al Ahmad es una joya del turismo religioso.

Por maria-florencia-alcaraz
Email This Page

Como en un viaje directo y sin escalas hacia Oriente Medio se siente el visitante de la mezquita Al Ahmad, el primer templo de arquitectura islámica en la Argentina, aunque éste se encuentre en el corazón de San Cristóbal.

La visita no sólo implica una traslación espacial, sino que desde su ingreso lo conecta a uno con una atmósfera de espiritualidad, armonía y paz. La conexión es literal: para ingresar a los salones uno debe sacarse los zapatos, como se acostumbra en los países que profesan la fe musulmana. Es ahí cuando comienza el verdadero viaje y encuentro con una cultura ancestral.

La mezquita fue inaugurada en 1983 y es obra del ingeniero Ahmed El Ahmed. Emplazada en Alberti 1541, hoy el templo depende del Centro Islámico de la República Argentina. La Dirección General de Cultos del Gobierno de la Ciudad la incluye entre los recorridos del turismo religioso porteño. Si bien no hay visitas guiadas oficiales, distintas empresas privadas, colegios, estudiantes de turismo y curiosos la visitan a diario.

La fachada del templo es de arquitectura típicamente islámica, lo que resalta de ella es la torre de forma redondeada, desde donde se convoca a las oraciones. Desde fuera, llaman la atención del visitante o transeúnte los cuatro ventanales de vitreaux. Como la tradición religiosa lo señala, en el espacio central de la mezquita se encuentra el mihrab, que marca a los creyentes la orientación hacia La Meca, ciudad donde se encuentra la Kaaba o Casa Sagrada, así como también el denominado minbar desde el que el imán sheij guía las oraciones o da los sermones.

Al ingresar la decoración y la simpleza del lugar trasmiten tranquilidad y un clima agradable. El silencio también colabora con este estado de paz.

Un dato curioso es que en las mezquitas, a diferencia de templos de otras religiones, no hay imágenes ni símbolos que los musulmanes consideren sagrados. Todo en el templo se encuentra direccionado hacia La Meca: las imponentes alfombras tienen dibujadas rectas paralelas que se encuentran orientadas hacia el punto al que deben dirigirse los fieles al rezar.

Para el sermón, los creyentes se ubican detrás del imán, siempre en dirección a La Meca. Las costumbres religiosas indican que las mujeres y los hombres se colocan para orar en lugares diferentes, también ingresan en el templo por entradas diferenciadas. Mientras los hombres lo hacen por la puerta derecha y rezan en la planta baja, las mujeres entran por la izquierda y oran en la planta alta. Estas costumbres son seguidas a rajatabla por los fieles, no así por aquellos que visitan la mezquita ocasionalmente.

En sus inicios esta mezquita, además de ser el primer templo de arquitectura islámica en el país, fue el más grande y por muchos años. Luego, con la construcción de la mezquita Rey Fahd, pasó a ocupar el segundo lugar. De todos modos, es innegable su valor histórico, cultural y arquitectónico.

Como reconocimiento de su relevancia, el Correo Argentino,
en 2005, emitió cuatro sellos postales con viñetas que representaban los templos religiosos de valor histórico y arquitectónico del país y uno de ellos estaba dedicado a la mezquita Al Ahmad.

Aquellos que no profesan la religión islámica y deseen conocer este templo pueden acercarse a presenciar los momentos de oración a los que acuden los fieles. No es necesario ingresar con algún atuendo en particular; sólo es necesario quitarse los zapatos al entrar a los lugares de oración, como la tradición lo dispone. El templo está abierto a la comunidad musulmana para realizar las cinco oraciones diarias todos los días de la semana. Pero además ofrece otras actividades abiertas a la comunidad.
Entre ellas, clases de idioma árabe, los sábados a las 16.

Foto: Fernado Calzada / Infografía: Fernando San Martín
El templo musulmán fue inaugurado en 1983.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario