Tiempo en Capital Federal

13° Max 8° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 70%
Viento: Sureste 23km/h
  • Martes 9 de Agosto
    Parcialmente nuboso  13°
  • Miércoles 10 de Agosto
    Cubierto  15°
  • Jueves 11 de Agosto
    Cubierto10°   16°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 08/08/2022 19:46:21
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

El Cotorro, una pulpería politizada en la Comuna 4

Frases ocurrentes, difundidas en FB, le dieron fama y clientes.

Por Federico Raggio
Email This Page
8402706-cotorro.jpg

Un conductor se detiene en la esquina de Pepirí y Pedro Chutro. Saca unas fotos desde su celular. «Ravioles a la Duhalde: $25». O el de hace unos días: «Desayune como un león y siga trabajando como un esclavo: $14». El pizarrón excita la curiosidad. Platos rebosantes de ironía esperan satisfacer el estómago de algún incauto que camine por Parque Patricios. El cartel hipnotiza y con ello aumentan las probabilidades de probar la «napolitanga» o las «empanalgas» del «Cotorro».
El Cotorro es Julián Mazzeo, el joven propietario de «La Pulpería del Cotorro», un pequeño bar-restaurante que abrió hace apenas unos meses. Gracias a la difusión de las delirantes frases del pizarrón por las redes sociales consiguió una publicidad tan vertiginosa como impensada. Cualquier «creativo» hubiera querido planear una campaña tan expeditiva como exitosa.
«Fue adrede esto, lo hice como una especie de publicidad, pero era para el barrio, no pensé que era para tanto. La gente se quiere sacar fotos conmigo, lo hice un poco intencionalmente pero después ya se fue a la mierda. Y en Facebook se dio una movida rara, muy loca. Empezó hace 4 meses, de nada y ya tiene 7.500 seguidores, un cuarto de los clientes viene por ahí», se extraña El Cotorro, sin experiencia en técnicas de mercadeo.
Las frases de la pizarra se le ocurren en el día («si hay algo de actualidad lo bajo y lo adapto políticamente»), Julián sirve un cortado. Y cuenta la historia del bar: «Yo no tenía nada que ver con el rubro gastronómico. Vengo del ‘palo’ artístico, del teatro, la música, hacía comics y tuve programas de radio. Y entonces se dio justo que con mi mujer vimos la posibilidad. Veníamos a comer a este lugar, nos enteramos que el hombre, un señor mayor, quería venderlo. Llegamos a un acuerdo y compramos. Cumplimos un sueño que teníamos hace mucho tiempo: poner un barcito. Después se convirtió en un restaurante bastante completo».
Detrás de la barra -ambientada con una balanza vieja, una máquina de coser Singer, una registradora antigua y hasta un juego de palos de golf- El Cotorro comenta las especialidades: «Tengo napolitana, que es la ‘napolitanga’, viene con fritas o ensalada. También la ‘milanesa atormentada’, que lleva una salsa bolognesa explosiva. Para el invierno se vienen guisos, comidas poderosas. También tenemos tartas, pastas, tamales. Con bebida incluida, son unos 45 pesos por persona». Suena de fondo bossa nova, un tema de Teresa Cristina, a diferencia de esas cafeterías donde repiten eternamente, gracias al aporte de las FM, canciones calcadas que parecen salir de una cajita musical. En las paredes hay fotos de Olmedo, Gardel, El Che, John Lennon, Frida Kahlo y hasta La Gioconda. Y más arriba ollas, coladores y sartenes . Al lado del mostrador una puerta conduce al «salón vip», una habitación apartada del salón principal. La pulpería abre todos los días de 8.30 a 17 excepto el sábado, que está hasta las 2 dde la mañana.

Datos
En Pepirí 400
Lunes a sábados, de 8.30 a 17.30, y sábados hasta las 2 de la madrugada.
Facebook: La Pulpería del Cotorro

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario