Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 45%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado16°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Barrio Cafferata: una casa, un jardín

Está en Parque Chacabuco. Algunas de las que eran viviendas baratas en 1921 hoy cuestan una fortuna.

Por jose-montero
Email This Page

Nació en 1921 como un barrio de nueve manzanas y 161 «casas baratas» que se entregaron por sorteo en un plan oficial de vi­viendas. Hoy tiene custodia de la Policía Fe­deral y es uno de los lugares más caros de Parque Chacabuco y de la Ciudad, con pro­piedades de más de medio millón de dó­lares. El Barrio Cafferata posee otro rasgo característico, y es que -aunque con refor­mas- la mayoría de las unidades conserva jardines al frente y también en el fondo.

Otro elemento distintivo es una manzana ovalada, forma­da por la bifurcación de la calle Salas, donde en principio hubo un espacio para deportes. Des­de 1930 funciona allí la escue­la primaria Antonio Zinny, que cuenta con un gran patio de juegos, canchita de fútbol y árboles añosos.
El barrio está delimitado por las avenidas José María Moreno y Asamblea y por las calles Riglos y Estrada. Cuenta por ley de la Ciudad con una zonificación especial que im­pide que se levanten edificios. También está restrin­gida la actividad comercial. De hecho, en las calles in­ternas no hay ni un kiosco.

¿Por qué el nombre Cafferata? Porque el diputado conservador Juan Cafferata fue quien impulsó en 1915 la ley que creó la Comisión Nacional de Casas para Em­pleados y Obreros. primer proyecto de la entidad fue la Casa Colectiva Valentín Alsina de Parque Patricios, y éste fue el segundo emprendimiento.

En su origen, todas las casas eran similares: chalets de dos plantas pintados de blanco con techos de tejas españolas y fran­cesas, pequeño jardín al frente y otro más amplio al fondo. Po­seían dos o tres dormitorios.

Los primeros habitantes eran muy humildes y era usual que entre los vecinos se hicie­ran colectas para afrontar una enfermedad o pagar un entierro. Sin embargo, aquellas familias ascendie­ron socialmente a lo largo de generaciones y, salvo un par de viviendas que hoy lucen descuidadas o se­miabandonadas, la mayoría de las casas correspon­den a clase media y media alta.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario