Tiempo en Capital Federal

16° Max 12° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Noroeste 10km/h
  • Domingo 16 de Mayo
    Cubierto13°   17°
  • Lunes 17 de Mayo
    Cubierto11°   16°
  • Martes 18 de Mayo
    Cubierto12°   15°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Autopistas: aumentan los peajes y las promesas incumplidas

La suba promedio del 11,1% pautada para los peajes no se condice con las obras que deberían hacerse.

Por Patricio Eleisegui
Email This Page

La política pautada por el PRO para las autopistas porteñas está dise­ñada para que no haya confusio­nes: siempre hay que aumentar. No importa si la crítica al gobierno nacio­nal por la aparente aceleración de la infla­ción pierde validez ante un nuevo aumento en los peajes de Buenos Aires o si los mon­tos recaudados por Autopistas Urbanas SA(AUSA) no son destinados, como marca la ley, a la ampliación de las redes de subterrá­neos. Lo relevante, más allá de estos pun­tos oscuros, es profundizar la estrategia de la suba.

En otra muestra de predilección por los incrementos, a partir de marzo el gobier­no porteño puso en vigor otro aumento en las autopistas Perito Moreno, 25 de Mayo, Dellepiane y Arturo Illia. Se trata del cuarto retoque desde que el PRO controla el Ejecutivo de Buenos Aires y, según datos de la Defensoría del Pueblo a los que tuvo ac­ceso Diario Z, representa un alza de hasta el 350 por ciento si se compara con las ta­rifas vigentes en 2007, año en que asumió Mauricio Macri. «Resulta paradójico que el jefe de Gobierno argumente que la suba de tarifas se corresponde con la aceleración de la inflación, cuando él mismo las subió, des­de que asumió en 2007, un 350 por ciento», comentó Andrés Elisseche, defensor adjun­to del Pueblo.

En esta oportunidad, el aumento pro­media un 11,1 por ciento, y más allá del porcentaje que arroja no son pocas las voces dentro de AUSA que asegu­ran que el número acumulado es superior al divulgado por la Defensoría del Pueblo. «En algunos casos el acumulado está por encima del 550 por ciento», dijo a Diario Z una fuente de AUSA. «En 2007, por ejemplo, una moto paga­ba 25 centavos en la autopista Illia. Bueno, ahora en horario pico están abonando $1,7. Por el lado de los autos, también en 2007 se pagaba 50 centavos, mientras que hoy en la hora pico alcanza un tope de $6,75», graficó. Bajo el control de AUSA, las auto­pistas porteñas operan a través de un régimen que obliga a volcar todo lo recau­dado a la realización de distintas obras en la Ciudad. Así, las ganancias derivadas de la operatoria de esta firma deben ser destina­das en un 55 por ciento a obras viales, un 40 por ciento debe estar orientado a gas­tos corrientes y el 5 por ciento restante a la expansión de las redes de subte.

Por fuera del uso de la recaudación de AUSA para la supresión de gastos co­rrientes, distintas son las voces que de­nuncian, de forma sostenida, desde la concreción parcial de obras públicas has­ta el irrisorio avance que presenta has­ta el momento el subterráneo de Buenos Aires. «Macri tuvo una ‘subejecución’ en obra pública, según las áreas, de entre el 40 y el 60 por ciento. Entonces, debería abocarse a terminar las obras que alivien el tránsito y revaloricen el transporte pú­blico, como el subte, en vez de golpear una vez más los bolsillos de los consumi­dores», disparó Elisseche.

Eduardo Epszteyn, presidente del blo­que Diálogo por Buenos Aires, también hizo foco en la seguidilla de aumentos y el menor ritmo con el que se realizan mejoras en la Ciudad. «La última suba pautada para el peaje únicamente tiene un fin recaudatorio. Además, los incrementos se dan siem­pre sin pasar antes por audiencias públi­cas», aseguró a Diario Z.

«El afán recaudatorio de Macri puede verse, incluso, en esta aparente decisión de instaurar en Buenos la Verificación Técnica Vehicular (VTV). Por el lado de los subtes, las muestras de ineficiencia son cla­ras. PRO ni siquiera viene respetando el plano urbano ambiental lo cual, además de promover la construcción de bajo niveles donde no van, está acarreando numerosas denuncias de los vecinos», agregó.

Los desaciertos del gobierno porteño en lo que hace a la ampliación del radio ope­rativo de los subterráneos se repiten al mo­mento de destacar todo lo que no se hace con los aumentos que acumula AUSA. Al momento de asumir, Mauricio Macri remar­có su decisión de construir 10 kilómetros de subte por año. Tres años después, el Ejecu­tivo hace gala de haber inaugurado apenas tres estaciones. La compañía que tiene a su cargo el manejo de las autopistas dentro de Capital Federal suma cuatro aumentos. La rigurosidad de los números y las fechas deja en claro que, detrás de las barreras de los peajes, hay decisiones que no cierran.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario