Tiempo en Capital Federal

17° Max 12° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 58%
Viento: Sur 25km/h
  • Viernes 30 de Octubre
    Muy nuboso11°   17°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado13°   19°
  • Domingo 1 de Noviembre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Atlanta: el ascenso de todo un barrio

El equipo de Villa Crespo volverá a jugar en el torneo B Nacional.

Por Gabriel Tunez
Email This Page

Felicidad, ilusión y ansiedad. Todos parecen sentir lo mismo
a una semana del día más esperado en los últimos doce años: los jugadores, en su mayoría protagonistas del ascenso; los hinchas y socios, esperanzados con una tarde de sol que los lleve a las tribunas colmadas, y los históricos habitantes de Villa Crespo, que adornan con azul y amarillo el frente de sus casas viejas, los nuevos edificios y las vidrieras a la calle para festejar el retorno. Así fue la despedida de la transitada B Metropolitana, saludada sin nostalgia hace casi dos meses. Ahora anhelan cruzar la puerta de una nueva casa, la B Nacional, y quedarse allí el tiempo que sea necesario, aunque siempre mirando por la ventana la no tan lejana Primera.
Mientras esperan el debut frente a Aldosivi de Mar del Plata, todo está listo. El estadio Don León Kolbovsky embellecido para la ocasión y el equipo en la etapa final de su preparación. A simple vista, nada parece quedar de aquellos tiempos de crisis
y quiebra, de audiencias en los tribunales, canchas alquiladas, frustraciones y festejos momentáneos.
«Trabajamos mucho para la vuelta al Nacional B. Atlanta está experimentando un proceso de crecimiento institucional con el remodelado estadio de cemento, la apertura de la sede social y la cancelación de juicios millonarios del pasado», afirma Tomás Veitz, vocal titular y secretario de Prensa del club.
El equipo que dirige Javier Alonso mantuvo a la mayor parte
de los jugadores que dieron el salto desde la B Metropolitana, incluso a los mellizos Andrés y Abel Soriano, figuras y goleadores del plantel. Luego de una pretemporada en San Luis, donde disputó y ganó un triangular en el que participaron también San Lorenzo y el local Estudiantes, el conjunto sólo piensa en el primer partido en Villa Crespo. «El hecho de haber mantenido la base del equipo campeón y sumando refuerzos de jerarquía en puestos clave nos puede ayudar a hacer buena campaña. Atlanta tiene que mantener la categoría, no sirve de nada ascender para luego descender al otro año», analiza Veitz.
l crecimiento del club en la última década le permitió remodelar
el viejo estadio de tablones y transformarlo en uno moderno de cemento aunque sin alterar su arquitectura. La dirigencia, incluso, habilitó en las últimas semanas la posibilidad de que los socios puedan, a cambio de 50 pesos, inscribir sus nombres en azul sobre las butacas amarillas de la platea techada.
Todo el movimiento interno trascendió el club y se instaló en las calles del barrio. La última y exitosa campaña, que terminó con el ascenso, movilizó como en sus mejores tiempos a los hinchas de la zona. Los negocios de las avenidas Corrientes, Dorrego y Juan B. Justo lucieron banderas y camisetas «bohemias» en sus vidrieras, lo mismo que los comercios ubicados en las calles todavía empedradas. «Esperamos que la ilusión y las ganas se mantengan en el Nacional B porque el calor de la gente y el acompañamiento es importante en clubes de barrio como es Atlanta», comenta el dirigente.
Si bien en el horizonte aparece Aldosivi como el rival del debut, los hinchas ya repasaron el fixture del torneo y encontraron
otras dos próximas estaciones, una más atractiva que la otra. Después de no coincidir en más de una década, finalmente
volverá a reeditarse el clásico con Chacarita, viejo rival de barrio al que enfrentará como local el 10 de septiembre como parte de la quinta fecha. Cuatro jornadas después, acaso el partido impensado: River, en el Monumental. «Nadie niega lo extraño y extraordinario de ver a uno de los equipos más importantes del fútbol argentino jugando en el Nacional B, pero el socio de Atlanta aguarda con más entusiasmo el clásico
con Chacarita», admite Veitz.
Las banderas están limpias, se huelen las hamburguesas y los chorizos en las parrillas, suenan trompetas de plástico y hasta
estallan algunos petardos. Los llama la voz de un estadio tan clásico como el barrio, y los «bohemios» caminan apurados. No quieren perderse nada de la fiesta del regreso. La espera fue muy larga.

 

DZ/LR

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario