Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 72%
Viento: Sureste 28km/h
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   23°
  • Lunes 25 de Octubre
    Parcialmente nuboso16°   29°
  • Martes 26 de Octubre
    Despejado20°   30°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Asesinan a un comerciante y su custodio en Almagro

Motochorros asesinaron a un empleado de una distribuidora de golosinas y su custodio en Almagro.

Email This Page

Fuentes policiales aseguraron a Télam que una de las víctimas es el yerno del dueño de la distribuidora Margaritis S.A.C.e I., ex oficial de la Policía Federal e hijo de un ex comisario mayor de la misma fuerza, y el otro es un muchacho que hacía tareas de custodia para la empresa, de quien se investiga si era un ex integrante de la policía bonaerense.

El hecho ocurrió cerca de las 15 de esta tarde cuando Federico Hausbauer (36) y Miguel Leiva (25) abordaron un taxi Chevrolet Corsa en la esquina de Gorriti y Lavalleja, a metros de las oficinas donde funciona la distribuidora de golosinas y cigarrillos.

«Hausbauer trabajó durante diez años en la policía y fue personal civil. Además, era hijo de un ex comisario mayor que trabajó en la fuerza hasta hace aproximadamente 15 años», dijo a Télam un investigador.

Según altos jefes policiales, Hausbauer y el custodio se dirigían a depositar 138 mil pesos que pertenecían a las ventas del fin de semana y del día de hoy, a la sucursal del banco Santander Río de la avenida Corrientes al 5100, a unas 15 cuadras de Margaritis.

Los investigadores determinaron que el taxi siguió una cuadra por Gorriti, dobló en Pringles y cruzó Cabrera hacia la avenida Córdoba, donde tuvo que detener su marcha por el semáforo.

En ese momento, fue interceptado por una moto tipo enduro, en la cual venían tres hombres a bordo, que se detuvo a pocos metros de distancia.

Según las fuentes, dos hombres se bajaron de la moto y se acercaron uno de cada lado a las ventanillas del taxi en las cuales se hallaban Hausbauer y Leiva, a quienes amenazaron y les robaron una bolsa de color rojo en la cual llevaban los 138 mil pesos para depositar.

Se cree que los delincuentes les dispararon a sus víctimas sin que se hayan resistido, ya que si bien ambos estaban armados con pistolas, ninguno de los dos logró empuñarlas ni disparar.

Hausbauer recibió un tiro que ingresó por el hombro y salió por el costado derecho del cuello, mientras que Leiva recibió un balazo que ingresó por uno de sus brazos y le atravesó el tórax, por donde finalmente salió.

El taxista alcanzó a conducir 50 metros más hasta llegar a la esquina de Pringles y la avenida Córdoba y detuvo su marcha frente a la estación de servicios YPF, desde donde le prestaron auxilio y llamaron a la policía y al SAME.

El director del SAME, Alberto Crescenti, confirmó a Télam que ambos hombres habían muerto dentro del auto y no alcanzaron a ser atendidos por los médicos.

El taxista también fue asistido por una crisis nerviosa y los investigadores tuvieron que esperar más de una hora hasta poder escuchar el relato sobre lo sucedido.

De inmediato, empleados y conocidos de las víctimas comenzaron a llegar hasta la esquina de Pringles y Córdoba para interiorizarse sobre lo sucedido.

Pocos minutos después se hizo presente en el lugar la fiscal de instrucción porteña Viviana Fein, la misma que instruye la causa por el robo de boqueteros al banco Macro de Congreso, ocurrido el 6 de marzo pasado.

Además, trabajaron sobre el taxi peritos de la policía científica en busca de rastros o huellas de los delincuentes.

Los investigadores confirmaron que ni Hausbauer ni Leiva alcanzaron a disparar sus armas y tampoco hallaron vainas servidas en la cuadra donde ocurrió el doble homicidio, por lo que se sospecha que los ladrones pudieron haber disparado con revólveres.

Ahora, los pesquisas secuestraron las grabaciones de las cámaras de seguridad de la estación de servicio, en las que intentarán encontrar las imágenes del momento del robo.

Además, rastreaban en la zona otras cámaras de seguridad que pudieran haber filmado el hecho.

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario