Tiempo en Capital Federal

23° Max 19° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 79%
Viento: Este 16km/h
  • Domingo 18 de Abril
    Cubierto19°   23°
  • Lunes 19 de Abril
    Despejado18°   23°
  • Martes 20 de Abril
    Nubes dispersas18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Artes visuales: Un viaje a bordo de la perplejidad

La muestra Lo intratable de Silvia Gurfein, entre la materialidad de la pintura y lo imposible de capturar.

Por Julia Villaro
Email This Page
silvia_gurfein_intrabale

Ideas, palabras y colores reverberan en el espacio. “Los ojos tocan hacia adentro la permanencia y hacia afuera la intermitencia del mundo”, dice Silvia Gurfein en su muestra Lo intratable, que hasta el 13 de diciembre puede verse en Fundación Klemm (Marcelo T. de Alvear 626). En este mundo digitalizado, donde las imágenes son omnipresentes pero inaprensibles, las obras de Gurfein se mecen entre la materialidad de la pintura y lo imposible de capturar. Trasmuta de papeles a lienzos y de colores a palabras. En la primera sala, textos propios y citas de escritores –Capra, Lispector, Deleuze– se alternan con imágenes, circunferencias que evocan pequeñas galaxias de óleo en expansión. Rosario Bléfari escribió para el catálogo que “tiempo después de haber hecho estallar la pintura (…) una tela dejó en la pared puntos que el tejido había exudado en el secreto apoyo, en la oscuridad de las superficies en contacto”. Las obras de esta sala son monocopias: el óleo no llegó al lienzo directamente desde un pincel sino que se escurrió a través de otra superficie.

En la segunda sala, redimida de textos y conceptos, ojo y pintura se prestan a un acto de mutua entrega. Los óleos adquieren su brillo por la superposición de capas traslúcidas. Hay fulgores azules palpitando en el dorado y naranjas en el verde. Una mesa dispone los lienzos exudados como testigos de un proceso. El ojo, extasiado por tanto color, parece entonces enfrentarse con la experiencia pura, imposible de definir y de situar en algún lado.

La obra de Silvia Gurfein nos deja perplejos. Consigue que, por un momento, renunciemos a nuestra voluntad conquistadora, nos liberemos y dejemos de preguntarnos dónde existe lo que vemos.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario