Tiempo en Capital Federal

24° Max 16° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 46%
Viento: Sureste 32km/h
  • Sábado 5 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado17°   23°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Despejado18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Ariel Ardit: «La música no tiene fecha de vencimiento»

El artista cordobés, de 40 años, se convirtió en el nuevo embajador del tango después de girar por Japón, Polonia y Rusia, entre otros países. Acaba de editar un homenaje a Aníbal Troilo.

Por Ayelén Iñigo
Email This Page
ariel_ardit

El tango no está muerto y Ariel Ardit es prueba de eso. A sus 40 años, este cordobés se convirtió en el nuevo embajador del género en el mundo entero, con giras que incluyeron Dubai, Polonia, Japón, Rusia y Londres, entre otros países. A poco de haber editado un disco en homenaje a Aníbal Troilo, Ardit se presentará en formato dúo, sin la orquesta típica que habitualmente lo acompaña. “En realidad, estamos representando el formato con el que surgen todas las canciones de la orquesta, que es el formato de piano y voz”, detalla Ardit en diálogo con Diario Z. “Con mi pianista, Andrés Linetzky, primero vamos buscando los detalles, los arreglos y recién después eso se lleva a la orquesta. De todos los temas, lo primero es la versión de piano. Presentar este dúo era una asignatura pendiente”.

Grabaste un homenaje a Troilo y siempre decís que tu gran referente es Gardel…
Yo empecé a cantar tango por Gardel, que es un referente importante para todos, incluso para Troilo. El mismo Troilo, en una biografía, decía que su admiración por él era tan grande que quería que su orquesta sonara como la guitarra de Gardel.

¿Qué se puede aportar de nuevo a un género con tanta historia?
Yo nunca me puse en el rol de renovador o innovador. Me siento un representante actual de una música que no envejece. La música no tiene fecha de vencimiento. Tal vez la modernidad también está en mirar para atrás. En lo musical, mi aporte es que todos mis arreglos son nuevos, son nuevas versiones. Y desde lo estético, en las presentaciones le doy vigencia desde lo visual. No basta con ponerte una camisa negra y un bandoneón, hay que mostrar otras cosas. Los espectáculos los trabajamos con un director de teatro para contar una historia, jugar con las luces y con la vestimenta de la orquesta. Eso sí necesita una renovación constante.

¿Hay una aproximación de jóvenes al género?
La orquesta típica ha hecho que se acercara mucha gente joven al tango. Por ejemplo, tengo un admirador que se llama Juan y tiene 8 años, viene con los padres a verme a todos lados. Al tango se puede entrar por muchos caminos: por lo antiguo, por lo nuevo, por una estética más fusionada con el rock quizás, hasta que un día descubrís que tal tango no lo grabó primero Fito Páez o Adriana Varela, sino Gardel. Pero todos los caminos son válidos y son verdaderos, porque es una música que está ahí y que tiene una referencia muy fuerte con nuestra historia. El tango es el embajador cultural más fuerte que tiene la Argentina, en algunos lugares hasta más que el fútbol. Acá muchas veces se discute su vigencia o su popularidad, pero cuando viajás, te das cuenta del respeto que tienen Gardel, las orquestas típicas, los bailarines.

Ariel Ardit se presenta todos los sábados de marzo a las 21, en Bebop Club (Moreno 364). Entradas desde $160.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario