Tiempo en Capital Federal

26° Max 20° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 66%
Viento: Sureste 29km/h
  • Domingo 28 de Noviembre
    Cubierto con lluvias17°   23°
  • Lunes 29 de Noviembre
    Nubes dispersas17°   28°
  • Martes 30 de Noviembre
    Despejado18°   23°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 27/11/2021 09:20:46
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Arenaza: ‘En la Ciudad existen zonas liberadas y hay mafias’

El diputado porteño dice que los anuncios del PRO en materia de seguridad son puro marketing.

Por Franco Spinetta
Email This Page

El legislador de la Coa­lición Cívica y especia­lista en temas de se­guridad, Juan Pablo Arenaza, critica la política del PRO en la materia. Además explica por qué considera como un falso debate la baja en la edad de impu­tabilidad, a la que consideró un anuncio «marketinero».

¿Cuáles son sus expectativas políticas para este año?
Este año es importante. La Ciudad va a elegir a su jefe de Gobierno y se celebrarán las elecciones nacio­nales. La Coalición Cívica ya eligió su candidata, María Eugenia Es­tenssoro, pero yo soy de los que creen que hay que trabajar fuer­te para ampliar y lograr una gran coalición. Creo en los gobiernos de coalición. En la Argentina hace falta reforzar esta cultura.

¿Quiénes podrían estar en esa alianza?
Sectores del radicalismo e indepen­dientes, hay que ver. Yo formo par­te de Unión Por Todos, de Patricia Bullrich, que integra la Coa­lición Cívica, y voy a traba­jar para que en la Ciudad no haya un gobierno kirchne­rista, porque es importante para un equilibrio de poderes.

¿La Coalición Cívica plantea no unificar las elecciones? ¿Comparte esa visión?
Sí. Es importante para debatir las cuestiones propias de la Ciudad, si no va a estar toda la atención puesta a nivel nacional.

¿Cuál será el papel de la Legis­latura durante este año?
Tenemos que ponernos de acuer­do para tratar de encontrar con­sensos en materia de seguridad, desarrollo económico e infraes­tructura. Las discusiones legislati­vas a largo plazo no pueden estar empañadas por la campaña.

¿Qué le pareció el discurso que dio el jefe de Gobierno para inaugurar el año legislativo?
El discurso fue pobre, mediocre. La verdad es que esperaba saber qué opina él de lo que hizo y le faltó hacer, pero no dijo nada. Sobre las propuestas, por ejem­plo, habló de trabajar por una ciu­dad «feliz». Sin embargo no habló de las acciones de gobierno para buscar la felicidad de la gente. Por ejemplo, las personas serían más felices si no se murieran de calor en el subte. Fue un discurso muy marketinero.

¿Cuál es la realidad de la Ciu­dad en materia de seguridad?
Creo que está bien que la Ciudad de Buenos Aires tenga la Policía Me­tropolitana. Si la gente reclama más seguridad, es una buena medida. Sin duda lo ideal hubiese sido que se traspasara la Policía Fede­ral. Sin embargo, el inicio de la Metropolitana fue terrible porque se perdió una opor­tunidad histórica de plan­tear una policía nueva, moderna, con valores democráticos. Pusieron como jefe a Jorge «Fino» Palacios, la persona que supuestamente nos iba a cuidar, y a los quince días esta­ba preso. De todas maneras, la pos­terior designación de Eugenio Bur­zaco, un civil, nos pareció correcta. Nosotros habíamos planteado des­de un principio que el jefe de la Poli­cía Metropolitana debía ser un civil.

¿Qué puntaje le pone a la ac­tuación de la Metropolitana?
Un cinco, pasó raspando. Lo que a mí me gustaría es que haya más consenso con todos porque esa po­licía es lo que va a quedar para el futuro. Si el 11 de diciembre nues­tra candidata, María Eugenia Es­tenssoro, se convierte en jefa de Gobierno, va a tener a esa misma fuerza policial. Y si gana otro candi­dato, también.

Macri pidió simplificar el Códi­go Contravencional. ¿Está de acuerdo?
El jefe de Gobierno tiene que apli­car el Código como está, ya que es nuevo y se votó hace poco. No hay que simplificar nada.

¿Entonces por qué piensa que hizo ese pedido?
Ellos hacen anuncios que tienen que ver con el marketing y que no están relacionados con acciones di­rectas vinculadas a la seguridad. Yo voté la ley que regula la utiliza­ción de las motos porque creía que era una norma de tránsito que iba a aportar una solución en materia de seguridad. Lo que hace Macri es presentarla a la sociedad como si esa ley fuera a solucionar todos los problemas y eso es una gran men­tira. Mauricio Macri le miente todo 9el tiempo a la gente. Hoy el Go­bierno cuenta con las herramientas para controlar las motos, para saber si son robadas. Tiene que construir un mapa del delito para identificar cuáles son las zonas más críticas, no puede seguir echándole la culpa al gobierno nacional.

¿Concuerda con quienes exi­gen bajar la edad de imputabilidad?
Es otro pedido marketinero del jefe de Gobierno y el peligro reside en que si mañana se baja la edad de imputabilidad, los problemas no se van a solucionar.

¿Qué medidas se pueden ar­ticular para reforzar la seguridad?
Hay que salir ya a la calle y esta­blecer una política fuerte de con­trol de motos, autos y taxis. En la Ciudad existen zonas liberadas. Hay mafias, como la china y la de los taxis. La misma gente te dice: «No te tomes un taxi en tal esqui­na porque te roban». Entonces no puede ser que la gente sepa co­sas y el Estado se haga el distraído. También estamos estudiando y vamos a presentar un proyecto para incorporar los Foros de Seguridad, pero no como estaban concebidos antes. En los Foros los vecinos de­ben poder hablar sobre los proble­mas de inseguridad en su barrio y hay que darles las herramientas para que se sientan respaldados. Este mecanismo funciona en Europa y en los Estados Unidos porque la gente no sólo va a escuchar sino que puede participar. Además hay que prevenir. Si vos tenés una banda que vende droga y los vecinos lo saben, pero el Gobierno no pre­viene, entonces puede pasar algo más grave en cualquier momento. La prevención es fundamental.

¿En dónde encajaría la cues­tión social?
La seguridad es una construcción a largo plazo. La única forma de solucionar la delincuencia juvenil es impulsando una educación de excelencia. Con respecto a lo so­cial, nosotros planteamos que en lugares marginales con serios pro­blemas sociales tiene que haber escuelas públicas de excelencia. A esos chicos que viven en zonas complicadas hay que darles todo: doble turno y acceso a la última tecnología. Es una inversión a lar­go plazo. Pero quieren instalar un falso debate. Hay gente que dice que únicamente atacando el tema social se acaba la seguridad, y es mentira. Pero también es falso que poniendo mano dura se solu­ciona, porque mañana uno puede poner toda la policía en la calle, pero si no soluciona las cuestio­nes sociales, entonces los proble­mas van a seguir existiendo.

Cuando se produjeron las to­mas de escuelas el año pasado, usted les pidió a los chicos que no tomen los colegios y que busquen otras formas de pro­testas. Sin embargo el Gobier­no reconoció el problema y au­torizó obras en las escuelas.

La participación y la acción de las personas son esenciales. Yo me opuse a que cortaran avenidas porque vivimos en una sociedad en la que, si uno hace eso, pasa automáticamente a ser el malo de la película. Si a uno se le está ca­yendo el techo de la escuela, ob­viamente tiene que participar. Es­toy en contra de los reclamos que perjudican a los demás porque cuando cortan la 9 de Julio, Ma­cri ni se entera. Los perjudicados somos el resto de la sociedad. Las protestas tienen que ser imagina­tivas. Cuando hice la protesta por el subte, la llamamos «Basta de subte-sauna» y fue gente con una toalla. Pero hay que terminar con esto de que por cualquier cosa se corta una calle.

¿Cómo debe actuar el Estado en caso de un corte?
En primer lugar hay que dialogar. Llegamos al punto de que ni si­quiera se dialoga con las perso­nas que cortan una calle, no se negocia nada. Obviamente estoy en contra de la represión. Pero en diciembre fue vergonzoso: cuatro graciosos cortaron la 9 de Julio. Entonces se llegó a un límite. Aho­ra empezaron a cortar las vías, es como una escalada difícil de fre­nar. La verdad es que yo no creo que Mauricio Macri o el minis­tro de Trabajo se tomen un tren, ni siquiera se enteran. Entonces, ¿quiénes se embroman? Los labu­rantes. El Estado tiene que actuar, lo que no significa que vaya y pe­gue con palos. Tiene que haber un orden democrático, no mano dura. Hay que crear mecanismos de diálogo. Pero esta inacción lo único que hace es abrirles la puer­ta a sectores autoritarios que bus­can la represión y la mano dura. Y ya sabemos todos a qué condu­cen esas medidas extremas.

¿Fue una provocación su pe­dido para declarar ciudadano ilustre al escritor Mario Vargas Llosa?
Yo lo tenía pensado de antes. Un Premio Nobel de Literatura que vi­sita nuestro país, viene a abrir la Feria del Libro, la feria donde se debaten las ideas. Tengo varios li­bros de Vargas Llosa, como tam­bién de Gabriel García Márquez. Pero si evalúo las declaraciones políticas de Vargas Llosa, segura­mente no voy a estar de acuerdo con un 80% de lo que dice. Pero eso no significa que lo vaya a in­validar como escritor o como per­sona. Él es defensor de la libertad: lo escuchamos hablar en contra de Pinochet, de todas las dictadu­ras latinoamericanas, de las tortu­ras en Guantánamo, en contra de Bush… ¿lo vamos a juzgar por ser tan liberal? Lo que hizo el direc­tor de la Biblioteca Nacional (Nota de la R: Horacio González) merece una inmediata renuncia porque, ¿qué hizo con los libros que no le gustan? ¿Los escondió? Él tiene que garantizar la pluralidad.

Usted denunció al gobierno nacional ante el Inadi por la distribución de la Asignación Universal por Hijo…
Yo no lo quería hacer como una denuncia, pero es el mecanismo que propone el Inadi. Pretendía dar a conocer que se estaba co­metiendo una injusticia. El decre­to dice que si un chico va a una escuela privada, que muchas ve­ces son escuelas religiosas que co­bran una cuota mínima y no cinco mil pesos, los padres no pueden exigir el pago de la asignación. Es arbitrario. Entonces, que revean la medida o le cambien el nombre, porque no es universal.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario