Tiempo en Capital Federal

24° Max 18° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 64%
Viento: Sureste 27km/h
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   23°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias19°   22°
  • Lunes 6 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   24°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 04/12/2021 16:35:42
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Antonio Barijho: “Con Bianchi nos sentíamos invencibles”

Retirado como jugador, es entrenador de baby fútbol. Le gustaría ser DT de inferiores en algún club.

Por Matías Navarro García
Email This Page
chipi_barihjo

Debutó en su querido Huracán, pero saltó a la fama con Boca, donde fue parte del histórico equipo que ganó todo a comienzos de este siglo. Hoy, alejado del fútbol por una lesión, Antonio Barijho forma a chicos de 5 a 13 años de Peñarol Argentino, con el sueño de dirigir, en algún momento, las inferiores de un club de Primera. De eso, y de mucho más, dialoga con Diario Z.
¿Cómo llegaste a dirigir a los chicos?
Hace tiempo que venía al club a ver baby, aun siendo futbolista. Cuando me retiré por la lesión, algunos padres me pidieron si me podía meter. Al comienzo dije que no, porque soy una persona exigente, que viene con mucho respeto pero con cosas que por ahí a ellos no les iba a gustar. Igual aceptaron y rápidamente se comenzaron a ver los resultados. Lo hago porque me gusta, me encanta estar acá. Además tengo a mi hijo jugando, el otro dejó el año pasado, y la verdad es que paso muy lindos momentos, me reconforta mucho después de lo que sufrí.
¿Qué es lo primero que se les enseña?
La disciplina; principalmente, entre ellos: el respeto al entrenamiento, al compañero, al horario. Después hay que sumarle la agresividad del juego, la técnica, la actitud…
Hablabas de profesionalismo. ¿Vos sentís que lo fuiste en tu carrera?
En mi primera etapa no. La última sí, pero fue cuando me lesioné. Cambié mucho con el tiempo y aprendí mucho con Bianchi. No es que no quisiera serlo; pasa que me crié sólo, viajaba a todos lados con 5 años, con 13 ya vivía solo, y empecé a jugar en Primera a los 16. Fue todo muy rápido, no tenía la contención necesaria y por eso sufría tantos altibajos.
¿Te duelen las críticas a Bianchi?
Siempre pasa eso, van a esperar que le vaya mal porque siempre anduvo bien. Es un tipazo, un fenómeno. Me enseñó mucho de fútbol y a ser muy responsable. En su primera etapa realmente nos sentíamos invencibles.
¿Y la actualidad de Boca cómo la ves?
El no tener público visitante perjudica a todos los grandes, y más a Boca, porque siempre es local. Con gente hubiera ganado el torneo, sin dudas. También le está pasando lo mismo que a todo el fútbol argentino: faltan estrellas. Muchos juveniles salen por obligación, pero no siempre son cracks como Román. Falta que surjan pibes que puedan bancarse y ponerse el equipo al hombro como lo hizo él en su momento.
Hoy pegaste un par de gritos en la práctica…
Algunos creen que es porque estoy enojado, pero nada que ver. Mi voz es gruesa, imaginate que si no, nunca hubiera podido pedirle la pelota a (Martín) Palermo o Guillermo (Barros Schelotto) en la Bombonera. No me enojo, yo vengo a disfrutar; si no, ni vengo.
¿Los vienen a ver de otros clubes?
Doy una mano llevándolos a Huracán, se los presento a los técnicos, pero no influyo en nada. A partir de ese punto, todo depende de ellos, tienen que matarse por esa oportunidad. Ellos deciden su futuro, y el apoyo de la familia es muy importante.
Así empiezan el ciclo que te tocó a vos…
Podría decirse que sí. Llegué a Huracán a los 10 años, porque algunos dirigentes me habían visto jugar en el club Biblioteca (Avellaneda). Tuve la suerte de que me compraran todo –los botines, la ropa…– porque yo no tenía nada. Fue muy dura mi infancia, me tocó sufrir mucho. Viví experiencias que trato de trasmitírselas a ellos.
¿Esta experiencia te incentiva a dirigir?
Tengo el curso hecho, pero es complicado. Me gustaría dirigir inferiores de un club, o infantiles. Quiero transmitir el fútbol de buen pie y formar de la mejor manera a los chicos.
Sos más un formador que un DT…
Sin dudas, me gusta mucho ese rubro. Siempre me gustó mucho el trabajo que hacía Ramón Maddoni; fue uno de los últimos formadores, junto a Jorge Griffa.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario