Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 65%
Viento: Este 14km/h
  • Domingo 2 de Octubre
    Cubierto14°   23°
  • Lunes 3 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   18°
  • Martes 4 de Octubre
    Nubes dispersas12°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 01/10/2022 12:26:32
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alma de Pulpo: Pasión por la pelota rayada de goma

Por Redacción Z
Email This Page
Por las rayas blancas -

A don Gerildo Lanfranconi le decían “Pulpo”, porque al dar la mano atenazaba con sus dedos cual tentáculos. En 1929, fundó junto a su hermano Arístides la empresa “G. Lanfranconi” –ubicada a la vuelta de su casa, en Pinto 3740, barrio de Saavedra– dedicada casi exclusivamente a la fabricación de moldeados de goma. Y en 1936, creó la famosa pelota rayada que bautizó con su alias.
Es la redonda del cabeza a cabeza, el picadito en la calle y el potrero. La del picnic y la playa, la que anima también a las mujeres a atreverse a la gambeta.

A esta pelota célebre, el galardonado artista y docente Miguel Ángel Ferreira le rinde culto en una muestra que bautizó Alma de Pulpo.
En realidad, Alma de Pulpo forma parte de una colección itinerante más amplia, llamada La Pulpo, la Spica y el Metegol, que consta de 400 cuadros, pero adaptable al espacio disponible. Ya pasó por el Museo Nacional de Artes Visuales de Concordia, y en 2014 rodará por La Plata, Tandil, Santa Fe, y Buenos Aires. Mientras tanto, luce en el Museo Cornelio Saavedra, claro, como en casa. Para el director del museo, el licenciado Alberto Piñeiro, la historia de la Pulpo “puede ser leída, sin duda, como una metáfora de la industria argentina del siglo veinte”. Juan Carlos, el hijo del inventor, fue el invitado de honor a la inauguración.

El museo complementa la exposición con fotos, propagandas y símbolos de la redonda de goma, fruto de una cuidadosa investigación histórica realizada por Piñeiro, un entusiasta de esta muestra que tiene a la emblemática Pulpo sobre un pedestal (literalmente).
Sin embargo, Ferreira está lejos de ser un fanático futbolero o un coleccionista de antigüedades.

“Hace 40 años que dibujo y pinto. Mi intención es crear obras con un espíritu plástico. Tomo símbolos que particularmente me representan muchísimo y tienen para mí un valor emocional relativo a una época. Es muy personal, y que el público se identifique con eso dese su propia historia, me parece fabuloso. Pero también tiene un aspecto simbólico”, explica.

“Por ejemplo, creo que los muñecos del metegol –que dibujo desde el 2000, y es el único juego no eléctrico en pie que no ha encontrado reemplazo– de alguna manera nos representan en cuanto a su rigidez y falta de libertad. Yo los hago sufrir, volar, retorcerse. Les doy un poco de vida”, agrega el artista.

Precisamente allí reside otra porción de la magia. Espacios en los que, por ejemplo, enormes radios Spica voladoras y dentadas acechan desde el aire a asustados muñecos de metegol sin brazos (“Por las rayas blancas”, 2012) en una pieza realizada con grafito y lápices de color sobre un aglomerado con látex.

En cuanto a técnicas, Ferreira es pura experimentación. Así lo plasma también su “Abajo está oscuro” (lápiz, acrílico, óleo y barniz sobre cuerina).
El mismo espíritu creativo que estimula en sus alumnos.

Dónde y cuándo: 

Museo Histórico de Buenos Aires Cornelio de Saavedra (Crisólogo Larralde 6309). Hasta el 19 de enero. Martes a viernes de 9 a 18; sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs. Entrada $5.

DZ / fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario