Tiempo en Capital Federal

29° Max 19° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 55%
Viento: Nordeste 29km/h
  • Martes 24 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   28°
  • Miércoles 25 de Noviembre
    Cubierto con lluvias22°   28°
  • Jueves 26 de Noviembre
    Nubes dispersas22°   25°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alimentación en la escuela: Recreos sin exceso de azúcar

Con imaginación, se pueden preparar viandas saludables para los chicos.

Por Natalia Gelos
Email This Page
alimentacion niños alimentacion niños
alimentacion niños2 alimentacion niños2
Anterior Siguiente

Se acerca el invierno y, en teoría, la rutina barre con los excesos de comidas rápidas del verano u ordena la ingesta de alimentos fuera de horarios, sobre todo en los niños. Pero, ¿la rutina de ir a la escuela es sinónimo de balance alimentario? Muchos se preocupan por ver de qué manera sortear el exceso de golosinas y bebidas con azúcar en el recreo. La licenciada Paula Pueyrredón, nutricionista del Cesni (Centro de Estudios Sobre Nutrición Infantil), dice que la clave está en evitar las prohibiciones: “La regla básica: nunca hay que prohibir nada. No es bueno el efecto de la restricción, porque cuando se tiene autonomía de consumo, después éste se vuelve exagerado. La idea es que haya variedad y menos presencia de azúcares”.
“Los recreos no fueron creados para comer”, dice un informe del Cesni titulado “La alimentación en la escuela” y, entre las recomendaciones para vender en los quioscos, enumeran: aumentar la oferta de productos saludables; limitar la disponibilidad de gaseosas, golosinas y de otros alimentos de baja calidad nutricional, y sugieren que los alumnos y sus padres ideen snacks caseros y saludables para vender en las escuelas y recaudar fondos.
“El 89 por ciento de los niños consume algún tipo de alimento o bebida durante los recreos”, dice un estudio realizado en escuelas primarias estatales de la ciudad, orientado a describir los consumos alimentarios en niños y niñas, y realizado por personal del Ministerio de Salud de la Ciudad y el hospital Piñero. Allí destacan que “los padres manejan información acertada respecto del valor nutricional de los alimentos. Sin embargo, otros atributos como el gusto por parte de los niños y niñas, la practicidad y el costo cobran relevancia en la valoración de los alimentos y bebidas elegidos para el consumo habitual”. Sobre este último punto vuelve la licenciada Pueyrredón: “A veces se eligen los productos que tienen menor precio y que, por lo general, son los de peor calidad nutricional”.
Aunque existe una ley, la 3.704/2010, que busca “promover la alimentación saludable y segura de los niños, niñas y adolescentes en edad escolar, a través de políticas de promoción y prevención”, aún no hay una reglamentación que la lleve a la práctica y que regule o cree conciencia sobre la situación de los quioscos en establecimientos escolares. Desde la Auditoría General de la Ciudad han advertido que eso repercute “en la falta de una adecuada planificación respecto de la alimentación de la población escolar”.
Si bien hay una gran movida para promover los quioscos saludables en los colegios, Pueyrredón cree que la dieta ha empeorado en los últimos quince años: “Las bebidas azucaradas, como las gaseosas y los jugos, contienen alta proporción de azúcar. Es un consumo que se hace sin conciencia. La recomendación es un consumo moderado y responsable, reafirmando hábitos de consumo de agua durante las comidas, por ejemplo”.
Y para quienes eligen armar la vianda tradicional, la nutricionista subraya dos aspectos: planificación y variedad. “Hay que incorporar cuatro o cinco grupos de alimentos, preferir las grasas de origen vegetal a las de origen animal, reforzar los hábitos de buena alimentación desde los primeros años”. Los grupos de alimentos son: cereales y legumbres; vegetales y frutas; carnes y huevos; lácteos y sus derivados, y sólo grasas de origen vegetal (aceites, frutos secos y semillas); entre ellos las posibilidades son variadas y a veces sólo requieren de un poco de imaginación.
Entre los consejos para esa vianda saludable, desde el Cesni recomiendan el uso de un recipiente térmico y de conservadores de frío para los alimentos frescos o termos para los calientes; el chequeo de que la carne roja esté cocida (sin partes rojas), y no colocar la vianda al sol o cerca de calefactores, además de mantener la higiene y descartar los alimentos frescos que no se hayan consumido. Una alimentación sana es una alimentación posible y realista. Y Pueyrredón agrega: “Lo ideal es el consumo responsable, pero la alimentación es también algo social, para compartir, y debe estar ligada al placer”.

 

dz/lr

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario