Tiempo en Capital Federal

17° Max 10° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 59%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Miércoles 23 de Septiembre
    Despejado12°   18°
  • Jueves 24 de Septiembre
    Cubierto14°   19°
  • Viernes 25 de Septiembre
    Cubierto con lluvias17°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alejandro Awada: ‘Mi alternativa fue la rebeldía’

El actor repasa los inicios en su profesión, el vínculo con su hija –también actriz–, el pasado y presente con su familia y su adhesión política. 

Por Magalí Sztejn
Email This Page
alejandro awada alejandro awada
Anterior Siguiente

Podría haber formado parte de una dinastía familiar, seguir el camino trazado y ocupar un puesto gerencial en la empresa de sus padres. El teatro fue el lugar donde la rebeldía comenzó a apaciguarse, la rigidez le dio lugar al vínculo y las respuestas a la preguntas. Pese a todos los pronósticos, Alejandro Awada eligió ser actor. Hoy se luce en la obra Argentinien, en el Teatro Nacional Cervantes.
¿Qué te inspiró del colegio alemán donde estudiaste para componer tu personaje?
Recordé los sonidos de la infancia, el modo de hablar de los alemanes que habían llegado a la Argentina. Villa Ballester fue y es un espacio donde los inmigrantes se instalaron. Cuando era niño ellos todavía estaban. El dueño del colegio era un señor muy mayor que hablaba siempre en alemán. De un modo más jovial, le agregué el personaje de alemán que hacía Vicente La Russa en un sketch con Olmedo.
La temática de los ferrocarriles es muy actual.
El tema es esencialmente actual. Me importa mucho lo que nos sucede y nos sucedió como sociedad a partir del no cuidado de lo nacional. Me encantaría que los ferrocarriles vuelvan a ser manejados por el Estado o por sus trabajadores. Después, hay un tema vincular que tiene que ver con la enorme dificultad que tenemos los argentinos para escucharnos. Mientras los adultos peleamos por intereses egoístas, los pibes se nos mueren de hambre y de frío.
¿Por qué confesaste que la actuación te salvó?
Pasé mi infancia y adolescencia en la peor Argentina. Era una sociedad que no me permitía preguntarme qué deseaba, sino que tuve un adoctrinamiento en lo que uno debía ser. Eso produjo infinitos nudos. El único modo que encontré como alternativa fue la rebeldía. A mis 18 años tuve necesidad de saber qué quería. De pronto, me encontré en un taller de teatro, vinculándome con el otro. Empezó a sucederme el intercambio, una categoría humana que no conocía. El camino desde los inicios de la formación hasta que me encontré trabajando profesionalmente habrán sido diez años.
¿Te gustaría trabajar con tu hija, que también es actriz?
Ella está haciendo su carrera y yo no intervengo. Solamente escucho y opino cuando hay lugar. Me encantaría que de pronto nos encontremos los dos trabajando en un proyecto que nos enamore.
Vos, sin embargo, no tuviste ese apoyo.
No existía el apoyo ni el acompañamiento. Además, ella es de otra generación, donde los padres intentamos ponernos en el espacio de escuchar. ¿Sabés la cantidad de cosas que hubiese deseado hacer y ni me lo pude preguntar? Lamentablemente, me crié así.
¿Tu familia comprendió y valora tu profesión?
Una vez que mi carrera se profesionalizó y comencé a tener reconocimiento encontré su apoyo, orgullo y satisfacción.
Te manifestaste a favor del gobierno nacional, ¿seguís apoyando su gestión?
No tengo un apoyo porque sí. Este año de las medidas me gustó una por semana. Hay gente que considero brillante. Algunas cosas que tienen que ver con el cómo me hacen correrme un poquito.
¿Esta posición política te ubica en tu familia en un lugar incómodo?
La realidad es que desde que tengo uso de razón ocupé dentro de la estructura familiar un lugar distinto, mucho más a partir de mi toma de conciencia en relación a lo que quiero para mí y para mi país. No estoy de acuerdo con el PRO. Mirá que a veces los escucho. La gestión me parece bastante pobre. No la veo, y mucho menos el desarrollo de un pensamiento. Es muy triste ver a mi hermana por segundo año consecutivo sentada en el palco de la Sociedad Rural Argentina, acompañando a su marido, siendo parte de eso, con lo que ha significado históricamente. Eso me produce dolor.
Si te duele debe ser porque la querés.
La quiero mucho, sabés. Lamentablemente hace cosa de dos años que prácticamente no tengo vínculo. Pero es una mujer a la que siempre quise mucho y siempre valoré. Las vueltas de la vida.
¿Qué te gustaría para la ciudad de Buenos Aires?
Que la cultura fuera la piedra fundamental. Me gustaría que puedan existir los espacios para la industria porteña, el respeto por el otro, el estar en relación con los demás. Amo Buenos Aires. La camino mucho desde siempre.

 

En pocas palabras

• Tiene 51 años y una hija de 18.
• Debutó en cine en Comodines (1997).
• Obtuvo cinco Martín Fierro.

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario