Tiempo en Capital Federal

23° Max 17° Min
Despejado
Despejado

Humedad: 67%
Viento: Este 28km/h
  • Viernes 3 de Diciembre
    Cubierto18°   24°
  • Sábado 4 de Diciembre
    Cubierto con lluvias19°   22°
  • Domingo 5 de Diciembre
    Parcialmente nuboso con lluvias18°   25°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 02/12/2021 04:10:58
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alejandra Darín: “Actuar es poner la búsqueda en acción”

Además de una extensa carrera artística, preside la Asociación Argentina de Actores. Encarna a una israelí en la obra Tierra del fuego.

Por Ayelén Iñigo
Email This Page
alejandra_darín

Tiene 47 años y un apellido que ya es sinónimo de actuación “made in Argentina”. Su nombre siempre estuvo más ligado al teatro independiente que al cine, pero también tiene una larga trayectoria en la televisión: participó en novelas como Poliladron y Son amores y en unitarios como Alta comedia, entre otros trabajos. Actualmente, Alejandra Darín, de ella se trata, se encuentra protagonizando la obra Tierra del fuego, escrita por el periodista y dramaturgo Mario Diament, donde se mete en la piel de una mujer israelí que lucha por entender el conflicto con Palestina. Por si fuera poco, lleva tres años desempeñándose como presidenta de la Asociación Argentina de Actores.

¿Qué fue lo más desafiante de tu papel en la obra?
El tema. Me pasó que me puse a investigar y realmente se me complicó. Porque es un conflicto muy antiguo, tuvo muchas idas y venidas, tiene mucha locura. Y a veces es muy difícil seguirle la línea a la locura. Además, las cosas no pasan de una sola manera o con un solo color. El actor, para actuar, tiene que entender.

Y a vos te tocó ser una israelí.
Sí, pero antes que isarelí es una persona. Yo creo que antes del sexo, la edad, la profesión, somos personas con una porción de sentimientos iguales. Me parece que eso siempre es más importante. Igual, uno se mete a investigar y hay que chequear lo que uno encuentra porque siempre hay distintas visiones sobre lo sucedido. Es algo difícil, sobre todo en una cultura que está hecha para que uno sea lo más cerrado posible.

Una cultura atravesada por las redes sociales, ¿cómo te llevás con eso?
Creo que muchas veces son perjudiciales. Hay un desequilibrio, porque la posibilidad de que alguien que vos no conocés ponga algo sobre una persona que sí es conocida para los demás, con la contundencia que puede tener una oración de cuatro o cinco palabras, es mucho. El problema tiene que ver con la conciencia de cada uno, y sabemos que hay personas que no tienen la conciencia muy trabajada. Uno tiene la posibilidad de responder o no, pero la vida se te transforma en un lamento horrible. Uno no está acá para responder tuits de malparidos.

¿Por eso decidiste no tener twitter?
Decidí no tener por cosas fatales que leí, que hacen daño. Y, al final, siempre el más perjudicado es el que lo genera, porque las personas creen que le están diciendo algo a alguien y en realidad están hablando de sí mismas. Hay que ser cuidadoso. Si algo es bueno, si puede ayudar a alguien y si es verdad, dale para adelante, decilo. Si no, callate la boca.

Uno de los temas centrales de Tierra del fuego es la importancia del dialogo. ¿Sentís que es un guiño para los argentinos?
Yo creo que tiene que ver no sólo con los argentinos sino con la condición humana. Creo que se eligió este conflicto para hablar de lo que hacemos las personas en nuestra lucha de intereses y con nuestras opiniones y diferencias. A mí, hasta el día de hoy, me sigue asombrando que las diferencias en algunas personas provoquen tanto odio, cuando en realidad tendrían que causar interés, curiosidad, solidaridad para que el otro se exprese. Ser actriz es una búsqueda, es poner la búsqueda en acción. Saber y tener la verdad absoluta es inmóvil, rígido. Y si hay algo que sé y que compruebo es que todo fluye, todo cambia constantemente.

¿Creés que tu trabajo en la Asociación Argentina de Actores ayuda a darle un nuevo estatus al teatro?
No. Yo creo que es un trabajo de hormiga muy difícil, porque no es fácil recordar que se trabaja en un grupo, que los logros se hacen en equipo. No hay nadie que logre nada solo. Aunque no se vea, las personas no hacemos las cosas solas. Tiene que ver con lo social. Creo que es importante que las personas podamos juntarnos a hablar y alejarnos de la vanidad. La vanidad es el error más grande.

¿A tus hijos también se les dio por la actuación?
Sí. Mi hija está terminando la secundaria. Ella tenía más claro el tema de la actuación. Estudia piano, tomó clases de teatro, hace danzas, ya hizo una película y un programa de televisión. Mi hijo es más misterioso en sus objetivos, pero este año empezó a estudiar teatro y parece que también le viene por ahí. Pero a mí nunca se me ocurriría obligarlos a nada. Yo tengo como premisa la libertad y la verdad.

¿Te pesa ser “la hermana de”?
Me pesa y no. Yo me acuerdo de la primera vez que tuve un registro de que me molestaba ser “la hermana de Ricardo Darín” hacía muchísimo que los dos laburábamos, pero me llamó la atención con que me insistieran tanto desde con que me tenía que molestar. Yo pensé: “Me tendría que molestar. ¿A ver si me molesta? Ah, sí. Me molesta”. Pero antes no se me había ni cruzado por la cabeza, no tengo una relación de competencia con él. Lo amo porque es mi hermano.

Tierra del Fuego, de Mario Diament. En El Tinglado (Mario Bravo 948). Domingos a las 19 y sábados a las 20. Entradas $160.

DZ/rg

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario