Tiempo en Capital Federal

21° Max 14° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 55%
Viento: Este 26km/h
  • Domingo 6 de Diciembre
    Despejado15°   22°
  • Lunes 7 de Diciembre
    Nubes dispersas18°   23°
  • Martes 8 de Diciembre
    Muy nuboso19°   26°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alegría de niño rico

Mauricio Macri dio el sí. ‘Ahora mi estado civil es feliz’, afirmó.

Por Paula Mendoza
Email This Page

«Gracias por haberme elegido, gracias negrita, mágica, única y hechicera. Ahora mi estado civil es feliz.» Con este preám­bulo romántico y tan cargado de emotivi­dad, Mauricio Macri dio el sí por tercera vez en su vida y contrajo enlace con Julia­na Awada, una empresaria textil quince años menor que el jefe de Gobierno de la Ciudad, proveniente de una familia que pegó su gran salto económico durante los años de economía de mercado mene­mista.

La pregunta a esta altura ya no es por qué el anuncio del enlace se produjo en el pico más caliente de la controversia por el asuntillo de las escuchas ilegales, sino más bien por qué un hombre de 51 años, que lo tiene todo, elige casarse por tercera vez y hasta cumple con todos los ritos, fácilmente eludibles, de las primeras nupcias tales como la despedida de solte­ro y una ceremonia íntima con bendición religiosa (que será el sábado en la estan­cia La Carlota, de Tandil, justo en el lugar donde nació). Y con luna de miel secreta en la que disfrutará de su pareja mientras en Buenos Aires el juez federal Norberto Oyarbide termina de sustanciar la causa de la que depende la suerte política del funcionario.

Cualquier psicólogo diría que Mauricio padece problemas en el orden de la afectividad. Para empezar, es el he­redero del clan fundado por un padre que defiende al kirchnerismo y no al hijo que se dice víctima de él. Un padre que no aprueba la vocación política de quien fue amasado para heredar un imperio. Pero que es un hombre que, como MM, elige mujeres jóvenes, en lo que tal vez sea un atajo para rechazar el propio paso de los años. Así lo demostró Franco haciendo ostentación de novia (la joven Nuria Quin­tela, con quien lleva ya más de diez años de relación) en la ceremonia civil, frente al río, y ante un variopinto grupo de amigos, como el cómico Miguel Del Sel (el prime­ro en saludar al jefe del PRO), Gerardo Sofovich, Horacio Rodríguez Larreta, el ex tenista Batata Clerc y el ministro por­teño Esteban Bullrich.

Llamó la atención, eso sí, la ausencia de la diputada Gabriela Michetti, que se excusó por Twitter. Sea como fuere, a Macri, digámoslo, se lo veía realmente feliz. «Que explote el amor», proclamó un amigo y todos aplaudieron con ganas el deseo. ¿Será como decía John Lennon, «todo lo que necesitas es amor», o que el amor viene a cerrar ese agujero tan bien descripto por el filósofo riojano Carlos Menem, cuando hablaba de la tristeza de los niños ricos?

DZ/KM

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario