Tiempo en Capital Federal

14° Max 9° Min
Nubes dispersas
Nubes dispersas

Humedad: 48%
Viento: Sureste 20km/h
  • Martes 22 de Septiembre
    Cubierto10°   17°
  • Miércoles 23 de Septiembre
    Muy nuboso13°   18°
  • Jueves 24 de Septiembre
    Cubierto14°   19°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Alan Mamani Molina: conocer su mundo a través de la fotografía

El proyecto Miradas Nómades se ocupa de estimular la creación audiovisual en chicos de sectores vulnerables. El joven y su profesor, el fotógrafo Esteban Widnicky, fueron hasta la Patagonia como parte de esa meta.

Por Daniela Pasik
Email This Page
alan mamani molina

«Una vez escuché que alguien dijo que fotografiar es recortar o congelar una parte del mundo. La fotografía para mí es tener una mirada distinta de lo que me rodea, apreciar desde lo más grande, como puede ser el mar, hasta lo más pequeño, como puede ser una concha marina”, dice Alan Mamani Molina, de 19 años.

Alan es porteño, pero cuando era bebé su mamá lo llevó a Bolivia, donde estaba su familia, y ahí vivió hasta los 13 años. “No conocía a mi padre y hermanos”, cuenta con su voz pausada y dice que cuando viajaron a visitarlo le llevaron de regalo una playstation. Se aburrió pronto, recuerda, y ante el inminente viaje de regreso a Buenos Aires decidió que quería una cámara. Fue una buena intuición, porque desde entonces no deja de hacer fotos.

“Le cambié la play a mi tío por una cámara pequeña que él no usaba. Era una Olympus pocket, no hice muy buen negocio, ahora me doy cuenta”, recuerda entre risas. En cuanto llegó a Buenos Aires comenzó a fotografiar todo lo que se le cruzaba. “Tenía que terminar la secundaria. Y como no conocía a nadie, estaba solo, pero tenía la cámara, sacaba fotos todos los días y grababa videos”, dice.

Así que su papá y hermanos le hablaron de Ojo de Pez, un proyecto de expresión e integración social a través de las artes visuales que brinda talleres de fotografía y cine para niños y adolescentes en el marco de las propuestas dirigidas por Conviven, de Mataderos, un centro orientado a promover y fortalecer el desarrollo sociocomunitario integral de niños y niñas, adolescentes, jóvenes y familias del barrio. Y ahí fue Alan hace ya cuatro años.

“Alan es un joven muy sensible, con una capacidad increíble de ver el lado luminoso de la vida. Su mirada tiene que ver con la búsqueda que hay mas allá de lo que vemos,  busca respuestas en lo que ve. Es muy reservado e  introspectivo, y eso lo hace estar atento a todo en su interior. Alan tiene esa gran cualidad de la sorpresa por la vida y las personas. Y sus fotos también tienen eso. Él es un agradecido por todo y sus fotos maravillan y vibran esa palabra olvidada que es gratitud”, dice Esteban Widnicky, uno de sus profesores.

En el marco de proyecto social Miradas Nómades del que forma parte Ojo de pez y que lleva de viaje a chicos en situación de vulnerabilidad social para sacar fotos y compartir momentos fuera, Alan, alumno destacado, conoció a Esteban, profesor apasionado. De ese encuentro surgió una posibilidad impensada: un viaje más grande, a la Patagonia, en donde Alan además conoció el mar.

“La idea fue una iniciativa de JulietteDecré, la encargada de Yellowsubmarine, una empresa de avistaje de ballenas. Ella, con tremendo corazón solidario, me propuso regalarnos el avistaje y ayudarnos con la logística del viaje. Luego se sumó el Ministerio de Turismo de la Nación con los pasajes y Destino Argentina, con la estadía”, cuenta Esteban.

Ya de vuelta, y con el amor intacto por la fotografía, pero cada vez más herramientas, Alan sigue detrás de la lente. El material que generó en el viaje se podrá ver en la página de Yellowsubmarine. Además, a él le gusta documentar, así que entre los trabajos que más atesora está La casa de los niños, cuenta, un reportaje gráfico que realizó en la Villa Cildañez, en Parque Avellaneda.  “Es una abuela que cuida a sus seis nietos porque los papás están en la cárcel o con problemas de adicciones. Estuve mucho tiempo con ellos, y eso me ayudó a verlos de verdad, para no hacer la típica foto de familia que cualquiera piensa. Por eso las imágenes que salieron terminaron siendo tristes”, reflexiona.

Alan sigue profundizando sus conocimientos, y comenzó a experimentar con cámaras estenopeicas. Sobre el plan de que otros participantes del taller viajen, Esteban cuenta que lamentablemente no tienen más fondos: “Este año no aprobaron el subsidio del Ministerio de Desarrollo Social del Gobierno, pero lo volveremos a presentar el año que viene o pensaremos la manera de seguir haciéndolo, ya que es un proyecto del bien, y los jóvenes y adolescentes necesitan estas iniciativas”.

Foto: Alan Mamani Molina

Fotos: Alan Mamani Molina

IMG_0040 IMG_0059 IMG_0206 IMG_0275 IMG_0286

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario