Tiempo en Capital Federal

22° Max 17° Min
Muy nuboso
Muy nuboso

Humedad: 86%
Viento: Sureste 24km/h
  • Domingo 25 de Octubre
    Cubierto con probabilidad de lluvia19°   21°
  • Lunes 26 de Octubre
    Parcialmente nuboso14°   20°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   20°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Acceso a la web: Una red por fuera de Internet

Conexión entre computadoras sin necesidad de proveedores, en forma libre.

Por carla-serafini
Email This Page

Para muchos internet es un servicio que, al igual que el agua o el gas, lle­ga a cada casa y que como usuario uno se limita a con­sumir. Pero existe otro modo de concebir internet: las redes libres. Estas redes están autogestionadas de forma colaborativa por grupos de personas que entienden que internet no debe ser cerrada.

Al igual que otras urbes del mundo, la Ciudad también tie­ne su propia red libre. Su nombre es Buenos Aires Libre (BAL), es la única en su tipo disponible y ofre­ce a los habitantes porteños y de los alrededores una vía de comu­nicación alternativa.
El proyecto fue creado en 2001 en las instalaciones de la fábrica re­cuperada IMPAy su objetivo no es competir con internet, sino ser una red complementaria tanto para los usuarios que no tienen una co­nexión y la precisan, como para las zonas a las cuales los ISP no llegan.

Por el momento BAL cuenta con quinientos nodos registrados. Doscientos de ellos están ubica­dos en suelo porteño, y de éstos, 25 están activos las 24 horas.

lgunos de ellos son el Nodo­Nek, el NodoOSiUX y el Nodo­Thirdwave ubicados en el barrio de Caballito, el NodoNeutralZone del barrio de Almagro, el NodoFe­fu2 de Palermo, y los nodos War­Zone y NodoY01, de Balvanera y Belgrano, respectivamente.

Según pudo averiguar Diario Z, las redes libres usan la misma tecnología con la que está cons­truida internet, pero, a diferencia de las redes tradicionales que es­tán cerradas, son de acceso públi­co e interconectan las computa­doras de los usuarios para proveer contenidos que no necesariamente dependen de una conexión web.

En diálogo con este diario, Osi­ris Gómez, miembro de BAL, expli­có que «cuando contratamos un ISP privado, transmitimos datos salien­do de los límites de Buenos Aires y pasamos por algún satélite o un ca­ble submarino de internet. Depen­demos de otra red. En cambio, si so­mos parte de la red libre, podemos comunicarnos sin necesidad de un proveedor intermediario. La comu­nicación entre las computadoras, que son los nodos, es directa».

«No bien terminás de producir un contenido, ya está disponible en tu nodo. hace falta subir­lo a un servidor que está afuera. Eso permite que el usuario gene­re contenidos y no sólo los consu­ma», afirmó. Y precisó: «Las redes libres funcionan dentro de los lí­mites geográficos de la red. Ob­viamente si querés conectarte con alguien que está fuera de la red o vive en otro país, sí tenés que usar tu servidor de internet».

Respecto de las ventajas que ofrecen las redes libres, Osiris co­mentó que una de ellas es la si­metría de la velocidad: «Si logra­mos obtener uno o diez megas de ancho de banda, es para enviar y recibir. Igual es relativo, depende que entre las antenas no haya mu­chos árboles o edificios que inter­fieran la comunicación».

Pero ¿cómo participar de esta red? Desde cualquier dispositivo Wi-Fi no hay que seguir ningún paso especial. Lo primero que hay que hacer es ingresar los datos en http://balls.buenosaireslibre.org/ Allí se muestran las señales de las redes más cercanas. Si en este lis­tado se ve una señal con el nom­bre nodo@buenosaireslibre.org, ya es posible conectarse. En caso de no ver ninguna se­ñal @buenosaireslibre.org, hay que contactarse con BAL a través de su página buenosaireslibre.org, para así aprender a instalar una ante­na en un lugar lo más alto posible de la vivienda, orientarla correc­tamente y configurar los equi­pos. Después, basta con anunciar el estado de conexión en la lista de correos bal-general@bueno­saireslibre.org y empezar a contactarse con los usuarios colindantes.

Además, BAL brin­da charlas y talleres gra­tuitos para enseñar a le­vantar los nodos, cuenta con el canal de chat http://chat.buenosairesli­bre.org donde se comparten dudas y soluciones, y ofre­ce charlas mensuales, don­de todos tienen voz para decidir acerca del futuro del proyecto. «Para ser parte de BAL sólo bas­ta con usar los nodos disponibles. En el mío yo tengo un espejo de Wikipedia que cualquiera puede explorar. Si un chico quiere hacer la tarea y no tiene un abono de internet para consultar, acá le en­señamos a construir una antena con una lata para que pueda co­nectarse y sin pagar nada», con­cluyó Osiris.

DZ/km

 

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario