Tiempo en Capital Federal

21° Max 18° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 90%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Lunes 26 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Martes 27 de Octubre
    Despejado15°   21°
  • Miércoles 28 de Octubre
    Cubierto con lluvias14°   17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

¡Acabemos y lo demás no importa nada!

Vera Killer acaba con el mito de que a las mujeres todo les gusta suavecito y el Dr K. recomienda mucho juego previo antes de la penetración.

Por Vera Killer
Email This Page
Vera Killer

Juguemos un juego. ¿Dale que yo era una doble agente que tenía mucha información del mundo femenino y se la pasaba al mundo masculino por el bien y beneficio de todos? ¿Sí? ¿Les divierte? A mí, un montón. Me encanta jugar a juegos. Empecemos. Les voy a contar cosas que sé.

Es imposible decir en general qué es lo que puede hacer un chico para que las chicas tengamos un orgasmo. Creo que depende de cada mujer, y de cada hombre, y de cada dupla. Sí puedo asegurar que comunicar qué te gusta y escuchar lo que el otro pida es el único de los consejos cliché que vale la pena.

Es cierto que sirve el juego previo. Con fines gozosos y también prácticos. Están de acuerdo con eso los sexólogos y las revistas femeninas, pero por ahí es importante saber qué pensamos cada una de nosotras en particular, y en general, sobre el tema. ¿No?

Yo creo que hay veces que si la previa dura más de lo conveniente, la chica se irrita (literal y metafóricamente). Los varones muy solícitos, que gozan con nuestro gozo, son un encanto; no hay nada más hermoso que un geisho dispuesto a complacernos, pero oigan: bastante es lindo, mucho es genial, pero demasiado es malo.

Salvo que el plan sea sólo hacer lo que mi vecino el doctor Kusnetzoff llama “la franeloterapia”, que es más divertida cuando es recíproca; vale (sobre)aclarar, hay un momento en que nosotras también queremos que llegue la penetración. Porque si no, puede parecer que el coito sólo le interesa al hombre. ¿Quién fue el ridículo que instauró ese mito?

A las mujeres también nos gusta la penetración, claramente. No somos princesas de cuento, ni delicadas y frágiles flores. No siempre queremos protagonizar momentos soft repletos de puntillas. A veces somos reinas porno, mucho más una Linda Lovelace (o Jena Jameson) que una Elizabeth Bennet (o Bridget Jones). Es una obviedad, pero muchos no tienen ni idea.

Usémosme como caso testigo, para probar mi enunciado. Soy una chica y amo las comedias románticas. Considero que es un género menospreciado y declamo orgullosamente que Cuando Harry conoció a Sally es una obra maestra. También soy una mina y amo ver porno; mi director favorito es Gerard Damiano. Espero que, de esta forma, terminemos con tanto velo y nos permitamos zambullirnos en la felidad (ah, ah, ah, ah).

DZ/dp

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario