Tiempo en Capital Federal

11° Max 8° Min
Parcialmente nuboso
Parcialmente nuboso

Humedad: 42%
Viento: Suroeste 23km/h
  • Martes 14 de Julio
    Despejado  11°
  • Miércoles 15 de Julio
    Despejado  12°
  • Jueves 16 de Julio
    Despejado  11°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Abuelas: “Los juicios son fundamentales y el Estado debe acompañar”

El joven nacido en la ESMA vive en Córdoba y pidió reserva. Su abuelo materno, Manuel García, de 92 años, fue el primero en buscarlo y está shokeado por la noticia.

Email This Page
C-RZHeWW0AA5ss3

Abuelas de Plaza de Mayo hizo oficial y celebró la restitución del nieto 122 con una conferencia de prensa este mediodía en su sede porteña. El joven, de 40 años, que vive en Córdoba, pidió tiempo para procesar la noticia y acercarse a su familia. «Tenés un montón de tíos que te esperan», dijo Elena Bustamante, de la familia paterna.  Estela de Carlotto contó que del lado materno “están shokeados”, y que “hay un abuelo de 92 años”, que “no podía afrontar acá una situación tan emocional como esta de hoy”.

Manuel García, padre de Iris Nélida, fue el motor de la búsqueda de su hija y luego, cuando se enteró de su existencia, de su nieto, recién recuperado. Había sido militar y alcanzado el grado de coronel, ya estaba retirado cuando secuestraron a su hija. “No sabemos si tuvo un varón o una mujer. Lo que se impone es que era varón”, había declarado en 2014 durante la mega causa ESMA.

El aporte de testigos y sobrevivientes en los juicios, así como los avances en materia genética, fueron claves para reconstruir la historia de Iris Nélida García Soler, Enrique Bustamante y su hijo.  Recién en 2004 comenzó el trabajo de Abuelas para identificar a una desaparecida que estaba embarazada, de la que apenas sabían, contó Carlotto, que la llamaban “La Lobita”. Como a Iris la llamaban Tita o Pajarita y “lobito” en reaidad era el apodo de su pareja que no estaba denunciado como desaparecido, fue difícil atar todos los cabos para reconstruir la historia.

“Recién en 2010 una prima del padre se acercó a la Secretaría de Derechos Humanos a pedir información sobre Enrique y se incorporó la denuncia formalmente”, relató la presidenta de Abuelas. A partir de una serie de datos, la filial de Córdoba contactó a un joven que podría ser hijo del “Lobo” y la “Lobita”. El hombre, de 40 años, aceptó voluntariamente hacerse los exámenes y el 18 de abril pasado el Banco de Datos Genéticos confirmó su identidad.

“Es una novela de encuentros y desencuentros, con final feliz. Esta nueva restitución es la demostración de que la verdad y la justicia siempre vencen al olvido y al silencio. Los familiares de Enrique desconocían que existía un bebé robado. Este caso es la muestra de que los juicios han sido y siguen siendo una herramienta fundamental y que el Estado debe acompañar”, leyó Carlotto en el comunicado, que interrumpió en esa instancia para aclarar, “a título personal” y con los ojos enrojecidos: “Esto confirma que con 30 mil o más los desaparecidos”.

Fuente Diario Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario