Tiempo en Capital Federal

16° Max 13° Min
Cubierto
Cubierto

Humedad: 73%
Viento: Nordeste 19km/h
  • Lunes 10 de Mayo
    Cubierto12°   17°
  • Martes 11 de Mayo
    Muy nuboso10°   16°
  • Miércoles 12 de Mayo
    Despejado  17°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Aborto no punible: Veto y contraataque Provida

Una jueza suspendió la intervención a una mujer violada, víctima de trata.

Por Olga Viglieca
Email This Page

La mujer que espera en el hospital Ramos Mejía que alguien la salve de procrear el engendro de un proxeneta fue embarazada mientras estaba cautiva de una red de trata. Poco más se sabe de ella, excepto que fue víctima también del jefe de Gobierno y de los sectores confesionales que usan el Poder Judicial como trampolín para violar las leyes e imponer su moral.

Ni el artículo 86 sobre abortos no punibles del Código Penal. Ni el fallo de la Corte Suprema que afirma que los médicos no deben requerir autorización judicial para interrumpir estos embarazos y que los jueces deben abstenerse de intervenir. Ni la ley aprobada por la Legislatura que Macri vetará. Nada alcanzó para proteger a una mujer que se atiende en el hospital público. Las que lo hacen en el ámbito privado, en cambio, seguirán gozando de sus derechos sin que jueces o abogados clericales las molesten porque la resolución del ex ministro Jorge Lemus -que está en pie y seguirá vigente después de que Macri vete la ley de la oposición-, sólo afecta al sistema público. ¿Será acaso que sólo esas pacientes interrumpen embarazos? 

Macri dijo que vetará la ley que regulaba los abortos no punibles porque «excede el marco regulatorio de la Corte Suprema». Antes, había anunciado que el 9 de octubre se practicaría «el primer aborto legal en la Ciudad, es una mujer de 32 años en un caso que pasó por todas las instancias legales». Un orondo disparate, o varios disparates juntos. Abortos terapéuticos hay desde 1921. Y la Corte ratificó que no necesitan «instancia legal».
Macri no vaciló en revelar datos de la paciente. ¿Quién se los habrá provisto? Así, la expuso al ataque de los pro- vida, que el lunes la escracharon en su casa. Simultáneamente, la Asociación Pro Familia, un grupo de la ultraderecha católica que dirigen Jorge Lafferriere y Pedro Andereggen, lograron que el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Civil N° 106, a cargo de Myriam Rustán de Estrada, ordenara la suspensión del aborto. Otro juez ya había rechazado una medida cautelar. Pero ésta es la jueza que, en 2008, ordenó la «revinculación» entre una niña abusada y su padre y, como la madre no le obedeció, le retiró la tenencia y se la dio a la madre del acusado.

«Era un final anunciado. Macri tuvo una conducta antiética al dar todos los datos que permitían ubicar a la mujer rompiendo la confidencialidad que se debe tener en estos casos. Así permitió que se produjera el pedido de amparo», dijo Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer.

El repudio que generó la suspensión del aborto tal vez explique porqué la vicejefa María Eugenia Vidal anunció que el gobierno local apelará el fallo de Rustán. También negó que la filtración que permitió actuar a los provida fuera obra del gobierno.

DZ/LR

 

Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario