Tiempo en Capital Federal

28° Max 15° Min
Parcialmente nuboso con lluvias
Parcialmente nuboso con lluvias

Humedad: 73%
Viento: Sureste 37km/h
  • Martes 20 de Octubre
    Cubierto con lluvias11°   15°
  • Miércoles 21 de Octubre
    Cubierto con lluvias13°   17°
  • Jueves 22 de Octubre
    Cubierto15°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Más de 1.300 familias siguen esperando

A pesar de que la Legislatura porteña sancionó la Ley que dispone su traslado, 1.334 familias continúan viviendo a la vera del Riachuelo.

 

Email This Page
riachuelo
Villa_21-24_3_04_07_13_CL_55204
Villa_21-24_2_04_07_13_CL_18633
Anterior Siguiente

Los vecinos de la Villa 21-24, un asentamiento precario ubicado a la vera del Riachuelo entre los barrios de Nueva Pompeya y Barracas, están cada vez peor: pese a que hace más de un año la Legislatura porteña sancionó una ley para relocalizarlos, la mayoría todavía sigue ahí y en peores condiciones que antes.

Conviven con la contaminación y los desechos cloacales que desembocan en el Riachuelo. Muchos niños están enfermos con plomo en sangre, tienen problemas respiratorios, dermatológicos y presentan retrasos en su desarrollo psicomotriz. Algunos de esos inconvenientes de salud también los padecen las embarazadas y hay varias personas con cáncer.

El último verano, además, se sumó el problema del dengue, que convirtió a esa zona en una de las más afectadas de la Ciudad de Buenos Aires.

Tras un fallo de la Corte Suprema de 2008, que ordenó el saneamiento de la cuenca Matanza – Riachuelo, el juez federal de Quilmes Luis Armella ordenó, en 2013, el traslado de 220 familias, aunque fueron relocalizadas 180.

Ese grupo de familias, que vivían entre las calles Pedro Luján y Zabaleta, en la zona del camino de sirga, fueron mudadas al complejo habitacional conocido como «Padre Mugica», en Castañares y General Paz, en el barrio de Mataderos, debido al grave riesgo sanitario y ambiental al que estaban expuestas.

Para dar ese paso, el juez contó con un censo que había hecho la Ciudad que fue cuestionado por los vecinos.

Entonces, para obtener datos más precisos para futuras relocalizaciones, se conformó un equipo de trabajo integrado por el cuerpo de delegados del camino de sirga, el Instituto de Vivienda de la Ciudad de Buenos Aires (IVC), organismos de Derechos Humanos y la Defensoría de la Ciudad, entre otros, que realizaron un censo que arrojó el número de 1334 familias con necesidades urgentes de reubicación.

Al año siguiente, en noviembre de 2014, la Legislatura porteña, por unanimidad, aprobó el traslado de las 1334 familias.

DZ/sc

Fuente Noticias Argentinas
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario