Tiempo en Capital Federal

21° Max 13° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 58%
Viento: Suroeste 36km/h
  • Jueves 29 de Octubre
    Parcialmente nuboso12°   17°
  • Viernes 30 de Octubre
    Nubes dispersas10°   16°
  • Sábado 31 de Octubre
    Despejado12°   18°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

Acto a diez años del incendio en el taller clandestino de Caballito

Murieron una mujer embarazada y cinco menores de edad. Los familiares de las víctimas convocan a un acto para pedir justicia. El juicio oral comienza el 19 de abril y la causa corre riesgo de prescribir.

Por Alejandra Hayon
Email This Page
talleres_clandestinos
taller clandestino Luis Viale
Anterior Siguiente

Se cumplen diez años del incendio del taller clandestino de Luis Viale 1269, en donde murieron una embarazada y cinco menores de edad, y la causa está a punto de prescribir sin ningún culpable. Familiares y amigos de las víctimas, junto a organizaciones sociales, convocan a un acto frente al taller incendiado para reclamar justicia y pedir el cambio de carátula.

El encuentro será el miércoles 30, en Gaona y Donato Álvarez, a las 17, para marchar desde ahí hasta la puerta del taller, en Luis Viale 1269, Caballito.

Ese 30 de marzo de 2006, el fuego se inició después de las cinco de la tarde por un desperfecto en una conexión eléctrica. Cuatro dotaciones de bomberos tuvieron que trabajar para contener el incendio y rescatar a las víctimas. «Salía mucha gente del edificio, muchos chicos», decían los testigos. Los vecinos contaron que allí vivían varias familias y funcionaba una “fábrica textil ilegal”.

La voracidad del fuego derrumbó el primer piso y las consecuencias fueron fatales: Harry Rodríguez, de 3 años; Luis Quispe y Rodrigo Quispe Carabajal, ambos de 4 años; Elías Carabajal Quispe, de 10; Wilfredo Quispe Mendoza, de 15; y Juana Vilca de 25 años y embarazada de seis meses quedaron atrapados y murieron.

La causa fue caratulada como “Incendio o estrago agravado seguido de muerte” y los únicos imputados fueron los talleristas Sillerico y Correa. Los dueños de la marca y del taller, Damián Fischber y Javier Geiler, no fueron citados a declarar.

“Nos juntamos para acompañar al papá de Harry, sobreviviente y único querellante, y para pedir que cambien la carátula”, cuenta a Diario Z Juan Vásquez, miembro de la Simbiosis Cultural, organización que acompañó a los familiares en todos estos años.

“No puede ser que los jueces lo consideren ‘Incendio seguido de muerte’ cuando los dueños del taller les retenían los sueldos y los documentos a las personas que vivían ahí. Eso es reducción a la servidumbre”, explica Vásquez.

El 19 de abril comienza el juicio oral y, según Vásquez, ya les anticiparon que los jueces van a catalogar el episodio como culposo, lo que llevaría a la prescripción de la causa sin ningún culpable.

Como al momento del incendio no estaba tipificado el delito de trata de personas –la ley se sancionó recién en 2008- los familiares piden que se condene a los culpables por “homicidio doloso” y que se los investigue por “reducción a la servidumbre”.

“Los dueños del taller ni fueron llamados a declarar, sólo se presentaron ante la Justicia para reclamar que les devuelvan el inmueble. Los fiscales pidieron la nulidad de la causa, no quieren reconocer el trabajo esclavo y las condiciones de hacinamiento”, se queja Vásquez.

DZ/ah

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario