Tiempo en Capital Federal

23° Max 15° Min
Cubierto con lluvias
Cubierto con lluvias

Humedad: 71%
Viento: Sureste 35km/h
  • Sábado 23 de Octubre
    Cubierto con lluvias15°   19°
  • Domingo 24 de Octubre
    Despejado11°   23°
  • Lunes 25 de Octubre
    Despejado16°   27°
Estado del Tránsito y Transporte
Actualizado: 20/09/2016 09:27:39
Tránsito
Trenes
Vuelos
Cargando ...

TEMAS DE LA SEMANA

1965-1975: Una década revulsiva

El arte tradujo a sus lenguajes las conmociones políticas.

Por Mercedes Pérez Bergliaffa
Email This Page

Finalmente se fue la escultura-araña: nos dejó «Maman». La monumental obra de la artista francesa Louise Bourgeois abandonó la vereda de la Fundación Proa para ceder paso al próximo proyecto: la muestra «Sistemas, acciones y procesos, 1965-1975». La exhibición, inaugurada hace apenas unos días, trata sobre un período muy especial del arte, los años que van del 65 al 75. Fueron tiempos ricos, movidos, intensos; años de quiebre de los lenguajes artísticos, pero sobre todo de la revolución de las ideas. Años en los que el arte ya no necesitó materializarse en un cuadro, un grabado o un objeto sino que tomó la forma de un concepto.

«La lucha contra el sistema se vuelve un imperativo para una juventud decidida a cambiar el mundo», escribe el curador Rodrigo Alonso sobre estos años y obras. Por eso, lo más importante en estas obras que se exponen ahora en Proa son las ideas que las sostienen, no tanto su materialidad. Y descubrirlas, créame que es todo un desafío.
Exóticas para el ojo del público general, no espere ver en La Boca trabajos agradables ni fácilmente identificables como «obras». Si usted visita la exposición y no recurre a la ayuda de un guía, probablemente se sentirá desorientado, porque los trabajos son cubos blancos, un pedazo de papel, papas acumuladas o una planta de interior. ¿Es esto arte?, se preguntará entonces. Le respondo: sí, es arte. Pero es un tipo de arte complejo, muy intelectual y basado en el pensamiento abstracto. Quizá la mejor forma de abordar la exhibición sea tomando estas obras como síntomas que están hablando de otras cosas, la resistencia a las dictaduras latinoamericanas, las revoluciones de los 60: el Mayo Francés, Praga, Vietnam, la liberación sexual, la experimentación.

Los artistas que exponen son históricos y famosos: hay fotos de Dan Graham, foto-performances de Bruce Nauman, obras de On Kawara, otras de John Baldessari, algunas de Joseph Beuys, Cildo Meireles y Dennis Oppenheim, entre otros. De los locales sobresalen los trabajos de Alejandro Puente, Alfredo Portillos, Nicolás García Uriburu, el platense Edgardo Antonio Vigo, Marta Minujín, Víctor Grippo y Luis Benedit, Graciela Carnevale, Tucumán Arde.

Son más de cien dibujos, pinturas, esculturas, fotografías, videos y registros de performances y acciones artísticas, que exhiben la explosión creativa de un período clave de la historia del arte. Y lo hacen examinándolo a través de los temas del cuerpo, los cambios tecnológicos, el peso fundamental de la política, los desarrollos urbanos y la naturaleza. Estos ejes atraviesan las cuatro salas de la Fundación Proa. Recorrerlas será un descubrimiento y un estímulo interno para cada espectador, que ante estas obras deberá pensar si puede o no comprender estos trabajos como arte.

DZ/fs

Fuente Redacción Z
Email This Page
0 Comentarios
Sé el primero en dejar un comentario!

Deja tu comentario